Martes 26 de septiembre del 2017

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Mantengámonos con el ánimo muy en alto

Recorrimos el municipio de Joquicingo, uno de los 12 en el Estado de México que tuvieron afectaciones mayores por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Además de este municipio, resultaron con severos daños: Amecameca, Atlautla, Ecatzingo, Malinalco, Nezahualcóyotl, Ocuilan, Tenancingo, Tepetlixpa, Tianguistenco, Villa Guerrero, y Zumpahuacán, por lo que, destacó, ya se hizo la declaratoria de emergencia con el fin de poder canalizar recursos, sumarlos a los que el propio Gobierno del Estado pueda destinar, y con ello, las familias puedan empezar la reconstrucción de sus viviendas.

El Gobierno del Estado de México con las Fuerzas Armadas, y con la participación decidida y comprometida de los propios vecinos de cada uno de los municipios afectados, ha emprendido la labor de limpieza, de demolición de casas que resultaron dañadas, y de reubicación de las familias afectadas.

Reitero mi llamado a que los propios ciudadanos se cercioren de que quienes reciben algún tipo de apoyo, sean estrictamente las personas afectadas, las familias afectadas.

La mecánica de atención para los municipios mexiquenses mencionados será la misma que se ha seguido en las entidades de Chiapas y Oaxaca, que resintieron daños por el sismo del día 7 de septiembre.

Algo que les quiero dejar muy en claro: vamos a emprender un censo, vamos a ver cuáles son las afectaciones reales vivienda por vivienda, vamos a buscar acelerar esta labor de identificación de daños. La propia población nos irá alertando dónde hay afectaciones para que llevemos ahí el censo correspondiente.

Las viviendas con daños totales, inhabitables, habrán de reconstruirse como viviendas nuevas, y en los casos de daños parciales se generarán apoyos como el de empleo temporal para que la población pueda, con su propia mano de obra y teniendo un apoyo económico, ayudar en la labor de reparación.

También hago un llamado a que las mujeres de cada comunidad sean quienes vigilen que los apoyos que se otorguen a cada una de las familias realmente se dediquen para la labor de reconstrucción, mediante el mecanismo de autoconstrucción. No vaya a ser que se ocupe para otra cosa y al rato no tengamos las casas que tenemos que reconstruir.

En el caso de las escuelas afectadas, la Secretaría de Educación Pública, junto con la autoridad de cada entidad, determinará cuáles son las que pueden regresar a clases. En Joquicingo la misma Secretaría habilitará un espacio donde puedan seguir tomando clases los alumnos de las tres escuelas afectadas.

En cuanto a los templos religiosos, que son parte del patrimonio histórico y cultural por lo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia se hará la valoración técnica a través de peritos y técnicos especialistas en este tipo de construcciones, para ver si es posible su reparación.

Por otro lado, los negocios que se hayan visto afectados también serán parte de un censo, y se generará un apoyo particular, distinto al de las viviendas. Ya debe de estar en curso el censo que la Secretaría de Economía debe estar haciendo para identificar los comercios que resultaron afectados.

Mantengámonos con el ánimo muy en alto, mantengámonos muy unidos. Aquí van a dejarse sentir estos apoyos. Aquí estoy comprometiendo públicamente, quiero que quede constancia del compromiso que estoy haciendo con ustedes, y vamos a trabajar para que, realmente, nuevamente, las casas afectadas, las familias damnificadas y el pueblo en su conjunto de Joquicingo y del Estado de México, estén de pie.

Más artículos

Facilidades para que cada mexicano se desarrolle
Ventajas de la inclusión de Estados Asociados de la Alianza del Pacífico
Compromiso renovado por un mundo abierto