Jueves 13 de julio del 2017

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Conmemoración del Día del Abogado

La ley es la expresión más clara de un proyecto de nación y en los últimos cinco años México ha concretado uno de los procesos de transformación de su andamiaje legal más profundos de las últimas décadas.

En este proceso destacan la ampliación de la protección de los derechos humanos, el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, así como los avances en materia de justicia cotidiana, de transparencia y de combate a la corrupción.

Se trata de avances muy importantes, pero el proceso estará inconcluso si nos detenemos aquí. Se requiere lo más importante: el compromiso leal y permanente de las mujeres y los hombres de leyes para lograr que cada precepto legal pase del papel a la práctica. Tenemos que reconocer que el cambio en la ley por sí mismo no es suficiente. Todo cambio legal exige un profundo compromiso con su implementación.

Reformas transformadoras Por sus implicaciones, este nuevo paradigma de justicia en México ha requerido de grandes cambios, incluyendo la adecuación de planes de estudio, la capacitación de quienes procuran e imparten justicia, así como la adecuación de litigantes. Incluso, ha sido necesario adecuar la infraestructura de las universidades, fiscalías y juzgados.

Estas reformas implican desde transformar por completo la manera de realizar algunos procesos que ya se tenían dominados, hasta desarrollar nuevas habilidades.

Hemos realizado cambios trascendentales en el marco jurídico nacional. Estamos cumpliendo en tiempo y forma con los plazos establecidos para su entrada en vigor. Se han realizado importantes inversiones para ponerlos en marcha.

Más artículos

Facilidades para que cada mexicano se desarrolle
Ventajas de la inclusión de Estados Asociados de la Alianza del Pacífico
Compromiso renovado por un mundo abierto