Lunes 05 de marzo del 2018

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Visité una de las estancias infantiles operadas por la SEDESOL

Visité una de las estancias infantiles operadas por la Secretaría de Desarrollo Social y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. Observé de primera mano la calidad de los servicios que ofrecen y atestiguó el avance en los esfuerzos realizados para dar la mejor atención a las niñas y los niños en sus primeros años de vida.

Durante el recorrido por la Estancia Infantil “Isi” ─que tiene una capacidad para cuidar a 60 infantes─, tuve oportunidad de convivir con directivos, educadoras y padres de familia.

Edith Ramírez Nava, responsable del plantel, compartió el gran compromiso que ella y sus compañeras sienten por la educación inicial. Destacó el cambio que implica atender ahora a las niñas y los niños con base en la Cédula de Evaluación de Desarrollo Infantil (CEDI), pues les permite identificar las necesidades e intereses de cada uno.

Fui informado sobre las acciones que coordinarán las Secretarías de Educación Pública y de Desarrollo Social, así como el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, para la acreditación del primer grado de preescolar a los menores inscritos en las Estancias Infantiles de SEDESOL, lo cual contribuye a garantizar la continuidad escolar.

El Programa de Estancias Infantiles tiene como objetivo apoyar a madres y padres trabajadores, al tiempo que a las niñas y niños se les procura una atención inicial de calidad que permite su desarrollo integral.

Actualmente, más de 316 mil menores son atendidos en 9 mil 402 Estancias Infantiles de SEDESOL-DIF, lo que beneficia a 300 mil madres y padres que confían el cuidado de sus hijos a 40 mil 264 responsables y cuidadoras. Como resultado de las estrategias de gobierno enfocadas en abatir el rezago educativo, 1.3 millones de personas superaron la condición de rezago educativo entre 2012 y 2016.

La CEDI es una herramienta que monitorea seis áreas de desarrollo: motriz gruesa, motriz fina, lenguaje, cognitiva, de conocimiento, así como la toma de peso y talla. Lo anterior posibilita a las y los educadores a realizar acciones dirigidas al fortalecimiento de capacidades de niñas y niños en las estancias, así como sugerir actividades para realizar en casa. De haber alguna señal de alerta, se canaliza a los menores para el diagnóstico oportuno y rehabilitación.