Martes 03 de abril del 2018

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*La Reforma Educativa en México era una necesidad urgente

El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que impulsar la Reforma Educativa en México era una necesidad urgente y una responsabilidad ética, y ahora “es responsabilidad de todos seguir avanzando en este Nuevo Modelo Educativo y trabajar juntos para garantizar una educación que fomente la libertad, que prepare mejor a los estudiantes y aliente la creatividad”.

Al entregar los Premios Nacionales de Ciencias, Artes y Literatura 2017, el Primer Mandatario subrayó que “la mejor manera de apoyar la creación científica y artística es promoviendo una mejor educación para la niñez y la juventud de México”.

Destacó algunos de los avances que en esta Administración se han alcanzado en el sector educativo. Resaltó que en agosto de este año se comenzarán a aplicar los nuevos planes de estudio en preescolar y en primaria. Se trata, dijo, “del punto culminante de la Reforma Educativa que emprendimos juntos maestras y maestros, académicos, organizaciones civiles y padres de familia”.

“La Reforma Educativa promueve la participación de la sociedad en la educación de nuestras hijas e hijos, y fortalece la formación y el desarrollo profesional docente”, enfatizó.

Añadió que “de esta manera, las maestras y los maestros pueden prepararse para ser mejores educadores cada día, y para desarrollarse profesionalmente con base en sus propios méritos”.

El Titular del Ejecutivo Federal señaló que los galardonados el día de hoy “son inspiración para las nuevas generaciones, y con su ejemplo reafirman la importancia de contar con una educación de calidad que permita que todos los mexicanos tengan acceso a la ciencia y a la cultura”.

“La libertad creativa y el pensamiento crítico son valores esenciales de una democracia. Nuestro país no sería el mismo si no contara con esta libertad, que ha permitido que grandes mexicanas y mexicanos construyan el valioso legado científico y cultural que nos han heredado. Sólo a través del proceso creativo y del pensamiento crítico seguiremos creciendo como nación”, indicó.

En la ceremonia, realizada en el Salón Embajadores del Palacio Nacional, el Presidente Peña Nieto recordó que en 1945 el Gobierno de la República entregó por primera vez el Premio Nacional de Ciencias y Artes, “y 70 años después, en 2015, con la creación de la Secretaría de Cultura, el Premio se transformó en dos galardones: el Premio Nacional de Ciencias y el Premio Nacional de Artes y Literatura”.

Manifestó su reconocimiento a los creadores e investigadores mexicanos, cuya labor es esencial para impulsar la generación de conocimiento y la innovación científica. “Muchas gracias por hacer más grande a nuestra nación, por hacer un mejor país a partir, precisamente, de las contribuciones que surgen de su trayectoria, de su creatividad y del talento personal de cada uno de ustedes”, les expresó.

En el evento, el Presidente de la República entregó el Premio Nacional de Ciencias:

En el campo de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, a María Elena Álvarez- Buylla Roces, por sus aportaciones para la preservación de la diversidad biológica de nuestro país.

En el campo de Tecnología, Innovación y Diseño, a Emilio Sacristán Rock, por su impulso a la ingeniería biomédica, incluyendo el desarrollo de varios avances tecnológicos, como es el caso de un corazón artificial.

Asimismo, hizo entrega del Premio Nacional de Artes y Literatura:

En el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, a Mercedes de la Garza Camino, quien ha dedicado su vida profesional a estudiar y difundir la riqueza de la cultura maya.

En el campo de Artes y Tradiciones Populares, a Francisco Barnett Astorga, por apoyar la preservación de las tradiciones de los Seris, en Sonora.

En el campo de Bellas Artes, a Nicolás Echevarría Ortiz, por sus películas que han dejado una huella profunda en la historia de nuestra cultura; y

En el campo de Lingüística y Literatura, a Alberto Ruy Sánchez, por su destacada trayectoria como narrador, ensayista y editor.

El Primer Mandatario refirió que “el objetivo central de este Gobierno ha sido la transformación de las instituciones para servir mejor a nuestro país. Uno de estos cambios, que quizá no ha recibido tanta atención como otras Reformas, ha sido la transformación del sector cultural”.

“La creación de la Secretaría de Cultura le dio, en primer término, autonomía administrativa. Por ejemplo, la notable labor de reconstrucción de nuestros monumentos artísticos e históricos que se ha emprendido después de los sismos de septiembre, no hubiera sido tan ágil y eficiente sin esta nueva arquitectura institucional”, mencionó.

Precisó que “la creación de esta Secretaría también ha permitido impulsar la cultura a partir de valores como la libertad creativa, el sentido social, la vinculación con la educación y la proyección del legado de México en el mundo”.

Expresó su reconocimiento al Consejo Asesor de la Secretaría de Cultura, conformado por destacados artistas, académicos e investigadores, “que con gran generosidad han dedicado su valioso tiempo en favor de la cultura y el arte”.