Lunes 23 de abril del 2018

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Premio Nacional de Deportes y el Premio Nacional de Mérito Deportivo 2017

Con la misma dedicación que se demanda en el deporte, con el mismo empeño, con el mismo esmero, con la misma disciplina, hace poco más de cinco años decidimos impulsar la transformación de México.

Los hoy galardonados lo son con justicia por sus trayectorias, por sus méritos y sus logros deportivos; han puesto en ello sacrificio, entrega y compromiso.

Se lograron hacer cambios estructurales que han sentado bases para un mayor desarrollo de nuestro país y que abrirán oportunidades para más mexicanos.

Entregamos los premios nacionales del deportes y del Premio Nacional de Mérito Deportivo 2017 y como Presidente de la República es motivo de gran satisfacción, de honor y de distinción, estar junto a triunfadores, frente a ganadores, frente a mujeres y hombres que en distintas actividades deportivas hacen con el deporte que nuestro país luzca, que nuestro país tenga presencia internacional y que muestre al mundo entero el talento que tenemos en México.

Arribando ya al sexto año de esta Administración, es ocasión, a la par de este reconocimiento a la actividad deportiva, de hablar de los avances de México en distintas asignaturas.

Con la misma dedicación, la que se demanda en el deporte, con el mismo empeño, con el mismo esmero, con la misma disciplina, hace poco más de cinco años decidimos impulsar la transformación de México, o contribuir a los esfuerzos que generaciones anteriores habían trazado y habían impulsado para la transformación nacional.

Lo hicimos precisamente a partir del diagnóstico que ya muchos tenían; que expertos analistas y foros de análisis habían hecho de lo que México necesita, y se lograron hacer cambios estructurales que han sentado bases para un mayor desarrollo de nuestro país, que abrirán oportunidades para más mexicanos.

He emprendido políticas innovadoras para mejorar las que había en el pasado, que permitan ayudar y apoyar a la sociedad mexicana en el ámbito de la educación, en el ámbito de la salud; una reforma que promueve una educación de calidad. Lo mismo hemos hecho en infraestructura que se ha venido construyendo para asegurar que México sea un país más competitivo.

Reconocimos los retos y desafíos que representó entonces, al inicio de la Administración, poder concretar mucho de lo que nos trazamos, y al mismo tiempo reconocer, como ocurre también en el deporte, cuáles son las fallas y las lecciones que nos dejan aquellas políticas que no terminan por ser suficientemente acertadas, y no dar los logros y los resultados que nos trazamos.

Sin duda, hoy reconocemos que en el ámbito de la seguridad pública hay mucho por hacer; sigue siendo todavía uno de los retos mayores, quizá el de mayor necesidad de acometer para que realmente nuestro país alcance condiciones de plena paz y de plena tranquilidad.

Estas son parte de las lecciones que un Gobierno adquiere en el curso de estos años, como por igual las lecciones que deja a un deportista que con toda la entrega, sacrificio, empeño, disciplina, a veces triunfa y a veces no.

Pero detrás de cada participación, en cada competencia, estoy seguro que nuestros deportistas adquieren mayores lecciones, adquieren experiencia que les permite en futuras competencias ser triunfadores y poner muy en alto el nombre de México.