Miércoles 04 de octubre del 2017

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Fuerzas Armadas con respeto y el cariño de los mexicanos

El Ejército, Fuerza Aérea y Armada siempre han contado con el respeto y el cariño de los mexicanos, y hoy esta conexión entre población y Fuerzas Armadas ha adquirido una nueva dimensión.

En los eventos que afectaron a México durante el pasado mes de septiembre, como pocas veces hubo un lenguaje común entre ciudadanos y personal militar, que hombro con hombro trabajaban por un mismo objetivo.

Por ello en el evento conmemorativo del 30 Aniversario de la creación del Primer Cuerpo de Ejército, subrayo que a partir de esta experiencia, se ha estrechado la cercanía entre los mexicanos y nuestros soldados, pilotos y marinos.

Hoy, México entero los ve como héroes nacionales, y desde lo más profundo de su corazón les expresa su sincero agradecimiento.

Expreso mi reconocimiento a los soldados, pilotos y marinos integrantes de las Fuerzas Armadas. Hoy les digo que, al igual que sus altos mandos, me siento muy orgulloso del desempeño de todos ustedes. Estoy muy satisfecho con su invaluable labor en estas emergencias, así como en todas las misiones que les han sido encomendadas.

Durante los sismos que golpearon el centro y el sur de nuestro país, nuestros soldados, pilotos y marinos, acompañados de una destacada participación altruista de la ciudadanía, se hicieron presentes para salvar vidas, organizar brigadas o remover escombros.

Todos fuimos testigos, y lo seguimos siendo, de cómo la llegada de personal militar generó efusivas muestras de admiración entre la población. El uniforme de la Patria y los distintivos de Plan DN-III y del Plan Marina, dieron tranquilidad a comunidades enteras y fueron motivo de consuelo y esperanza para la población damnificada.

El espíritu de esta gran nación acumuló, de ciudadanos y servidores públicos, inteligencia, coraje, ímpetu y orgullo.

Elegimos la esperanza, en lugar del temor; la unidad, en lugar de la discordia; y el trabajo conjunto hacia una misma causa. Ciudadanía e instituciones son los dos brazos que están permitiendo a México ponerse de pie.

El Primer Cuerpo de Ejército ha auxiliado a los mexicanos durante grandes afectaciones. Destacan en los últimos años el huracán Katia, en Veracruz; el desbordamiento del Río Grijalva, en Villahermosa, y las inundaciones ocurridas en Chalco y Ecatepec, donde pude atestiguar, como Gobernador del Estado de México, la valía de su actuación inmediata.

Más recientemente, respondieron con efectividad ante la emergencia de los huracanes Ingrid y Manuel, que asolaron a Guerrero; el huracán Odile, que afectó a Baja California Sur; el gigantesco huracán Patricia, que impactó en los estados de Jalisco, Colima y Nayarit.

Episodios como estos nutren la historia de las Fuerzas Armadas de grandes hazañas y memorables hechos heroicos, y más importante aún es que esta historia se sigue escribiendo día con día, con el patriotismo y amor a México de sus mejores mujeres y hombres.

Dentro de esta amplia historia militar, septiembre de 2017 constituirá un capítulo por sí mismo. Frente al temor e incertidumbre provocados por huracanes, inundaciones o terremotos, los mexicanos tuvieron en el Ejército, Fuerza Aérea y Armada a sus principales aliados.

Septiembre será recordado por todos los mexicanos, particularmente por tres razones: la primera es nuestra vulnerabilidad ante la fuerza destructiva de la naturaleza; la segunda, la unidad y solidaridad del pueblo de México, particularmente de sus jóvenes; y la tercera, la fortaleza de nuestras instituciones.

A los soldados, marinos y pilotos, les expresó: sé que muchos de sus compañeros, durante estos infortunios, sufrieron la pérdida de algún familiar o de su patrimonio, lo cual lamento profundamente. Como su Comandante Supremo comparto su pena. Tengan la plena certeza de que, en esta condición, cuentan con el total respaldo del Gobierno de la República.

Los exhorto a continuar escribiendo nuevas y gloriosas páginas en nuestra historia militar; a que, sin dejar de lado su estricta disciplina, nos sigan mostrando el lado humano que los hace estar más cerca de los mexicanos.

En esta etapa de reconstrucción nacional que estamos llevando a cabo, nuevamente se le exigirá a todo el personal la más alta vocación de servicio. Una vez más se les pedirá que cumplan con el lema que los caracteriza, con el lema y valores que les distinguen: Unión, fortaleza y lealtad para servir a México.