Martes 24 de octubre del 2017

COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

*Entrega del reconocimiento al "Mérito Médico"

Hoy queremos felicitar ampliamente a todos los médicos del país y al personal de la salud que diariamente hacen su esfuerzo, su entrega cotidiana en favor de cuidar a alguien, de velar por la salud de alguien, y que en esta circunstancia que durante el mes pasado nos tocó vivir han estado más que prestos, resueltos, activos, participando en las labores de auxilio, de apoyo y de atención médica a la población damnificada.

De acuerdo con el CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), el porcentaje de la población con carencia por acceso a los servicios de salud bajó seis puntos porcentuales, al pasar de 21.5 por ciento en 2012, a 15.5 por ciento en 2016. En sólo cuatro años, 6.2 millones de mexicanos más tuvieron acceso a servicios de salud.

Si seguimos con este ritmo, es posible que México elimine la carencia por acceso a los servicios de salud, estoy seguro que en menos de 10 años.

Avances sector salud

En esta Administración 3.4 millones de mexicanos más disfrutaron de los beneficios de la seguridad social. En la primera mitad de este sexenio la razón de muerte materna disminuyó 18.2 por ciento, mientras que la tasa de mortalidad infantil se redujo seis por ciento.

Hacia adelante, confío en que seguiremos venciendo todas las adversidades y superando todos los desafíos que se nos presenten. Así lo hemos hecho en el pasado, y así los seguiremos haciendo en el futuro.

Cuatro hechos que engrandecieron, ennoblecieron y enaltecieron a los médicos mexicanos:

PRIMERO: La amplia, oportuna y eficaz respuesta del sector salud para atender a los heridos, así como para controlar los riesgos para evitar brotes epidémicos. Reconozco y agradezco el trabajo comprometido de los más de 31 mil médicos, paramédicos, personal de enfermería, promotores de la salud, brigadistas, psicólogos y personal de apoyo que prestaron sus servicios en las entidades que así lo requirieron.

Con las más de 225 mil atenciones médicas y psicológicas que brindaron y sus constantes visitas a las comunidades afectadas, ustedes no sólo garantizaron servicios de salud en los momentos más críticos, sino también llevaron fortaleza, aliento y esperanza a los damnificados. Expreso mi más amplia felicitación al personal de salud de los institutos y hospitales federales por la eficaz coordinación de los esfuerzos desplegados y su firme compromiso con la salud de los mexicanos.

SEGUNDO: La valiente decisión de muchos equipos médicos de no cancelar las intervenciones quirúrgicas, que efectuaban al momento de los sismos.

TERCERO: La apertura de los servicios de urgencia del Seguro Social y del ISSSTE a la población afectada. Mi mayor reconocimiento a los directivos y al personal de ambos institutos, por su valioso respaldo para superar la emergencia. Felicito también a los servicios médicos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina, de Petróleos Mexicanos y del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, así como a las dependencias estatales de la salud.

CUARTO: El trabajo voluntario de miles de estudiantes de las áreas de salud en las zonas más afectadas por estos dos sismos. En todos esos lugares vimos a alumnos de universidades públicas y privadas participar en labores de rescate, atender a los heridos, orientar a la población damnificada y recolectar víveres.

A la fecha hay 53 instalaciones de salud con daños mayores y 325 con daños menores. Para rehabilitar o recuperar estas unidades, se estima una inversión cercana a los cuatro mil 500 millones de pesos.