Martes 09 de mayo del 2017

Venezolanos en México denuncian represión y piden salida pacífica a la crisis de su país

Los venezolanos en México rechazan la represión y piden a la comunidad internacional apoyo tanto para lograr salida pacífica a la crisis, como proteger a la población civil de los grupos represivos del gobierno que según dicen, no sólo son cuerpos oficiales de seguridad sino también grupos civiles paramilitares armados por el gobierno.

El día de ayer 07 de mayo reunidos en la Ciudad de México diversos voceros de la disidencia venezolana se expresaron sobre la situación que vive su tierra natal.

José Francisco Gonzalez, integrante del grupo Venezolanos Unidos en México, comentó que “los ciudadanos venezolanos de este tiempo lo que buscamos es que, así como llevamos al poder a un grupo de personas hace 18 años ante una serie de desencantos en ese entonces, se nos permita ahora hacer lo mismo mediante el voto. Desde el extranjero solo podemos hacer esfuerzos por enviar ayuda humanitaria para paliar un poco la crisis mientras llega el momento en que el pueblo pueda expresarse, pero nos desespera ver que la situación se alarga y, lejos de rectificar, el grupo gobernante se vuelve cada vez más descarado y violento.

Marianela Moreno de Ibarra, profesora universitaria, defiende importancia de la academia: La Universidad juega un rol preponderante en la situación que se vive en Venezuela por diversos aspectos. UNIVERSIDAD proviene de Universitas e implica la universalidad y diversidad del pensamiento, donde los profesores promovemos la formación del pensamiento crítico y donde se han conservado los espacios democráticos en los órganos de co-gobierno que realizan elecciones libres de sus delegados estudiantiles y profesorales.

Las universidades unidas se han pronunciado de manera firme ante la violación masiva y sistemática de los DDHH de los venezolanos y ante un régimen totalitario y dictatorial que ha usurpado la soberanía, desconoce el único poder constituido legítimo (Asamblea Nacional), viola el debido proceso, encarcela a los que piensan diferente y desconoce la crisis humanitaria que padecen los venezolanos. La UNIVERSIDAD permanece abierta como espacio de reflexión que permita la búsqueda de alternativas constitucionales para rescatar la democracia y la libertad, así como alcanzar la justicia necesaria para la paz. En el ámbito universitario todos se pueden expresar libremente porque en sus espacios se respeta la pluralidad del pensamiento.

Según cifras confirmadas por el Ministerio Público venezolano en declaración de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, ha habido 37 fallecidos, más de 700 heridos y/o lesionados y alrededor de 1.800 detenidos como saldo de las protestas iniciadas el 4 de abril de este año. Por otra parte la Fiscal General reconoció que la mayoría de las manifestaciones han sido de carácter pacífico y dijo, que, aunque se han registrado hechos violentos, estos han sido eventos minoritarios.

El balance ofrecido por dichas instituciones evidencian no solo las graves ausencias de garantías para el ejercicio del derecho a la manifestación pacífica en Venezuela, sino además el uso desmedido de la fuerza por parte de los órganos represivos del Estado. Así lo comentó la abogada venezolana Karla Velásquez.

En relación a lo anterior, denunció también la utilización de la justicia militar para encarcelar civiles que protestan como es el caso del Estado Carabobo, donde más de 200 personas se encuentran detenidas en el Comando Regional #2 de la Guardia Nacional Bolivariana, de las cuales por lo menos 40 ya han sido presentadas ante un tribunal militar acusándolos de rebelión, violentando los pactos y tratados suscritos por Venezuela, la Constitución Nacional y la legislación vigente en el país.

Por su lado, Farida Acevedo, activista del movimiento internacional de Voluntad Popular, miembro de la Mesa de la Unidad Democrática, rechazó enérgicamente la salvaje represión con la cual la dictadura de Nicolás Maduro ha respondido a las manifestaciones pacíficas que piden la liberación de los presos políticos, la apertura del canal humanitario para permitir el ingreso de alimentos y medicinas, el reconocimiento de las funciones de la Asamblea Nacional, elegida con el 74.25% del electorado venezolano y la realización de elecciones generales que incluyan las de gobernadores, que debieron realizarse el año pasado, las de alcaldes, que deben realizarse este año, y la presidencial para poner en manos de los venezolanos la salida a la crisis humanitaria, económica, social y política que vive nuestro país.