INCESANTE OLA DE HECHOS ALIMENTA LA BIEN GANADA FAMA DE CORRUPTO QUE ARRASTRA MÉXICO ANTE EL MUNDO

El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, es acusado de haber recibido un soborno de cinco millones de dólares que le dio la empresa brasileña Odebrecht para que le otorgara multimillonarios contratos…

El ex futbolista y actual presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, es acusado de haber pagado 200 mil pesos para que asesinaran al empresario Juan Manuel García Bejarano… Y ahora hasta a Andrés Manuel López Obrador le están documentando que efectivamente recibe dinero de procedencia sospechosa… Son los últimos casos que se están manejando pública y abiertamente en los medios de difusión y redes sociales en México… Son noticias corren como pólvora encendida y se suman a la larga lista de hechos delictivos cometidos por funcionarios y políticos que viene arrastrando el país, lo que irremediablemente fortalece la bien ganada fama de nación más corrupta del mundo… Claro, falta que tanto Lozoya como Blanco se defiendan y limpien su nombre, lo mismo que AMLO, pero de que ingresan a la lista de corruptos que reseñan la historia del momento, ingresan y será hasta que el juez de la respectiva causa niegue o confirme si son inocentes o culpables… ¿Qué más falta por salir para alimentar esa terrible fama internacional de México?...