Miércoles 30 de agosto del 2017

Jóvenes mexicanos concursan en certamen internacional que mejora la calidad del agua contaminada

Los michoacanos Jimena Chávez Velasco, Manuel Lucas Mateo y Juan Pablo Zamudio expondrán y defenderán su proyecto sobre cómo aprovechar semillas de guayaba Psidium guajava, para el tratamiento del agua, con el que lograron el primer lugar en la etapa nacional del concurso. La asesoría de este proyecto estuvo a cargo de la investigadora Ruth Alfaro Cuevas Villanueva.

El grupo de jóvenes que buscará poner en alto el nombre de México en certamen internacional del Premio Juvenil del Agua de Estocolmo, dentro de la Semana Mundial del Agua —que promueve el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo—, aseguran que su proyecto podría ayudar a encontrar una solución a la problemática del arsénico contenido en el agua de una manera sostenible utilizando materiales de su región.

La propuesta con la que resultaron ganadores consistió en remover el arsénico de agua empleando como material adsorbente semillas de guayaba pulverizadas, con el fin de brindar una alternativa para mejorar la calidad del agua contaminada por este metaloide.

El proyecto El sistema de prueba consistió en utilizar las semillas de guayaba en dos formas: una manera consistió en pulverizarlas sin tratamiento y la otra fue utilizarlas modificadas magnetizadas: una vez pulverizadas las semillas se sometieron a un procedimiento de laboratorio para ponerla en contacto con un mineral de hierro, y éste se adhirió a la superficie de la semilla.

Después se hicieron pruebas de remoción poniendo en contacto ambos tipos de semilla con disoluciones de arsénico preparadas en laboratorio.

Para el estudio con agua sintética se observó una remoción de arsénico del 67% a los 15 minutos de tiempo de contacto y un incremento de remoción de hasta 81% a los 150 minutos. La semilla de guayaba pulverizada y magnetizada tuvo menor porcentaje de remoción, probablemente debido a la saturación de la superficie asociada a las partículas magnéticas.

El certamen El PNJA tiene como objeto primordial fomentar en los jóvenes la conciencia y el conocimiento sobre el valor y la situación del agua, así como estimular en ellos el interés por la investigación para conservar dicho recurso. La competencia nacional está dirigida a estudiantes de 15 a 20 años de edad y es coordinado de manera conjunta por la AMC y la Embajada de Suecia en México, en colaboración con 13 instituciones públicas y privadas.

En el marco de la Semana Mundial del Agua en Estocolmo se lleva a cabo la etapa internacional del Premio Juvenil del Agua, el cual convoca a jóvenes participantes de 30 países, ganadores de sus respectivas competencias nacionales, y consiste en la presentación de proyectos relacionados con el agua de significación ambiental, científica, social o tecnológica. Los proyectos van desde temas locales o regionales hasta temas nacionales o globales.

Se lleva a cabo una exposición de carteles de todos los proyectos estudiantiles y a través de ésta los jóvenes discuten y defienden sus proyectos ante el público asistente, investigadores, políticos y medios de comunicación. Los finalistas son entrevistados por un jurado de expertos internacionales para decidir al ganador que se anuncia en una ceremonia encabezada por la princesa Victoria de Suecia.

Más artículos

Inicia XXVII verano de la investigación científica de la AMC
Anuncian difusión de datos inéditos sobre construcción de CU
El Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM cumple 50 años