Viernes 02 de marzo del 2018

Entregan medallas a ganadores de la XXVII Olimpiada Nacional de Química

La XXVII Olimpiada Nacional de Química (ONQ), que se realizó en Puebla, llegó a su fin con la entrega a los ganadores de las medallas de oro, plata y bronce, y el anuncio de los 15 estudiantes preseleccionados que, tras un período de entrenamiento, conformarán los equipos que representarán a México en la 50 Olimpiada Internacional de Química, que se llevará a cabo en República Checa y Eslovaquia, y en la XXIII Olimpiada Iberoamericana de Química, en El Salvador.

La preselección quedó conformada por: Estefanía Gutiérrez (Ciudad de México), Daniel Casares (Jalisco), Esteban Veloz (Guanajuato), Alexia García, Alejandro Munguía y Luis Gutiérrez (Sonora), Eduardo Sánchez del Villar (Querétaro), Ulises Vargas (Estado de México), Alejandro Valderrama, Bryan Martínez y Víctor Lucas (Michoacán), Johana García (Nuevo León), Luis Porras (Puebla), Kevin Sepúlveda (Sinaloa) y Héctor Jiménez (Veracruz).

Esteban Veloz, de 18 años, comentó que la experiencia de participar por segunda ocasión en este certamen fue muy agradable. Admitió que los exámenes tuvieron un alto grado de dificultad, lo que lo llevó por momentos a estar nervioso. “Planeo estudiar química o ingeniería química, y gracias a este certamen me he podido dar cuenta de mi pasión por la ciencia, y de la oportunidad que tengo para expandir mis conocimientos y entender mejor otras áreas como física o matemáticas”.

A Johana García, de 17 años, le gustó convivir con otras personas interesadas en la química; comentó que aun cuando el principal inconveniente que tuvo durante los exámenes teóricos y prácticos fue el tiempo, logró obtener un buen resultado. Al respecto del impacto que ha tenido para ella la ONQ, señaló que esta competencia le ha ayudado a definir que la química es el área a la que quiere dedicarse, ya que le llama la atención todas las aplicaciones que puede tener esta ciencia.

En tanto, Luis Porras recordó que su interés por la química inició desde que arrancaron sus estudios de bachillerato, “fueron mis profesores los que me motivaron a prepararme y seguir aprendiendo”. El estudiante de 17 años indicó que estudió arduamente para este concurso, y destacó que la Olimpiada, sin duda, puede ser un impulso para que los jóvenes se involucren en la ciencia, en especial porque en México faltan investigadores.

Mauricio Castro, coordinador nacional del certamen junto con Antonia Dosal, fue el responsable de dar a conocer a los ganadores de medallas y a los integrantes de la preselección para las competencias internacionales, así como de entregar reconocimientos a los delegados estatales, algunos de ellos con 27 años de colaborar en este certamen.

Por su parte, Luis Ángel Aguilar Carrasco, delegado del concurso de la Academia Mexicana de Ciencias en Puebla, dirigió unas palabras a los participantes de la XXVII ONQ: “El objetivo principal de la Olimpiada es transmitir a los estudiantes el gusto por la química y debe quedarles claro que a partir de su participación en este certamen su vida va a cambiar y que forman parte de un grupo de personas que disfrutan de la ciencia.

“En un país en donde los planes de estudio del nivel básico, medio y superior parecen reducir la trascendencia conceptual de la ciencia, la labor de la Olimpiada retoma esta fuerza. Y en tiempos complejos en donde la mayor parte de los recursos no impactan en la ciencia o la cultura, es importante saberse respaldados, en esta ocasión por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), para proyectos como este”, resaltó.

La XXVII ONQ se realizó del 25 de febrero al 1 de marzo en Puebla, donde 188 estudiantes de bachillerato de todas las entidades federativas del país participaron en el evento académico.

En la ceremonia de clausura también estuvieron como parte del presídium: Antonia Dosal, Oscar Pérez Toriz, secretario académico de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP; Susana de la Torre, directora de Educación Especial de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla; María Eugenia Castro Sánchez, co-delegada de Puebla; y Socorro Meza Reyes, profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP.