Viernes 16 de febrero del 2018

Los planetarios, espacios para la divulgación de la ciencia

Históricamente, los planetarios han sido uno de los principales instrumentos para hacer divulgación de la ciencia. Los primeros que se concibieron eran muy diferentes a los que existen hoy en día, y quienes se encargaban de ellos podrían ser considerados los primeros divulgadores de la ciencia, dijo Karla Peregrina Oropeza, directora del Planetario Ka’ Yok’ de Cancún, Quintana Roo.

El impacto de los planetarios en las labores de divulgación de la ciencia es diverso, señaló la presidenta de la Asociación Mexicana de Planetarios A.C (AMPAC). Nuestro país cuenta con una tradición en planetarios y a largo del territorio nacional podemos encontrar más de 40 espacios de este tipo en los que se atiende anualmente a cientos de miles de mexicanos.

En los últimos años el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha reconocido el papel de los planetarios como herramientas fundamentales para la divulgación y ha destinado recursos específicos para el desarrollo de estos espacios, un ejemplo de ello, indicó Karla Peregrina, es la construcción de la Red de Planetarios de Quintana Roo.

La conformación de esta Red, integrada por cuatro planetarios: Yook’ol Kaab en Chetumal, Ka’ Yok’ en Cancún, Cha’an Ka’an en Cozumel y Sayab en Playa del Carmen, se dio a través de las aportaciones al Fondo Mixto de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica Conacyt-Gobierno del Estado de Quintana Roo, a través del Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología (COQCYT), bajo la dirección de Víctor Alcérreca Sánchez.

El año 2012 marcó el arranque del planetario de Chetumal, primer nodo de esta Red de Planetarios, concebido como un complejo científico y tecnológico provisto de espacios para actividades diversas, señaló en entrevista para la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) Karla Peregrina, quien lleva más de 23 años dedicada a la divulgación y el periodismo de ciencia.

Así, en el contexto de Quintana Roo, cuyo producto interno bruto proviene en un 80 por ciento del turismo, la Red de Planetarios ha tenido un impacto, que en palabras de la directora del Planetario de Cancún, es destacable. “Por lo general, los centros de divulgación de la ciencia surgen de manera paralela a la necesidad de dar a conocer la ciencia que se desarrolla en los centros de investigación, pero en un estado tan joven —Quintana Roo se fundó en 1974— y con una vocación turística, sería necesario esperar un largo tiempo para que se consoliden los centros de investigación y, a partir de ellos, los esfuerzos de divulgación”. Lo más interesante de este proyecto, apuntó, es que pretende impulsar el desarrollo científico y tecnológico desde la divulgación.

Ka’ Yok’: nuestro Universo

El segundo nodo de la Red de Planetarios de Quintana Roo fue inaugurado en la ciudad de Cancún el 19 de julio de 2013, y en su primer año reunió a más de 120 mil visitantes. Ka’ Yok’, palabra maya que significa “nuestro Universo”, ha enfocado su conceptualización y sus actividades en temas relacionados con el medio ambiente local, así como la arqueoastronomía maya.

El nombre y el logotipo de este planetario fueron elegidos por los cancunenses y a la fecha cada mes es visitado en promedio por 8 mil personas. Ka’ Yok’ cuenta con más de 50 talleres dirigidos a niños y jóvenes acerca de manglares, arrecifes, problemas con residuos sólidos, fluidos no newtonianos, entre otros.

Además, el Complejo Científico, Tecnológico y Cultural Ka’ Yok’ cuenta con un Museo del Agua; Ch’ooj K’uun (oro azul), una Sala Maya, un observatorio astronómico conformado por dos telescopios —uno de 16 pulgadas de diámetro para observación nocturna y otro especializado en la observación solar—. Las principales atracciones en este planetario son el domo de proyección digital con 12 metros de diámetro y sistema Digistar, y el Aula de Realidad Virtual, donde el usuario tiene la sensación de estar inmerso en diferentes mundos.

Y aunque los planetarios se han adaptado al desarrollo tecnológico —hace algunos años todavía utilizaban sistemas opto mecánicos y ahora ya cuentan con domos digitales— uno de los principales retos a los que se enfrentan es a la obsolescencia tecnológica.

En opinión de Karla Peregrina, los planetarios del mundo están actualizándose, esto implica recursos y coloca a México en una posición vulnerable como país, en especial porque el presupuesto de ciencia y tecnología ha tenido recortes. Sin embargo, “una estrategia para que los planetarios sigan operando con éxito es la creatividad, que pese a restricciones monetarias, permite enriquecer estos espacios con nuevos contenidos”.

Otro de los retos para los planetarios es el de la profesionalización del personal que está a cargo de ellos, “cada vez más los planetarios están dirigidos por especialistas en comunicación de la ciencia o por científicos y, por fortuna, Conacyt ha apoyado en los últimos años a la AMPAC en la profesionalización de sus integrantes, al menos una vez al año”.

La AMC presente en Ka’ Yok’:

A inicios de este año el planetario de Cancún se integró a las actividades del Pasaporte al camino del conocimiento científico, programa de divulgación de la ciencia organizado por la Academia Mexicana de las Ciencias, en el que niños asisten a una conferencia,presencial o transmitida en vivo por Internet, impartida por un investigador que también realiza un taller.

Las 12 las charlas que tendrán lugar en Ka’ Yok’ están enfocadas en temas como: salud, ecología y tecnología, y se realizarán en colaboración con la Unidad de Ciencias del Agua del Centro de Investigación Científica de Yucatán.

Otro de los programas de la Academia que han sido parte de las actividades del Planetario de Cancún es Noche de las Estrellas, que se ha llevado a cabo en cuatro ocasiones en Ka’ Yok’ y que anualmente reúne a un promedio de 900 personas en un solo día de actividades.

“La Noche de las Estrellas ha sido un éxito tanto por la cantidad de asistentes como por las voluntades que se unen para hacer posible este proyecto de divulgación de la ciencia. Eventos como este nos vienen bien a los planetarios de Quintana Roo, sin embargo, no nos limitamos ya que a lo largo del año programamos meses temáticos y otras actividades”.