Viernes 19 de enero del 2018

Premia la Academia Mexicana de Ciencias a brillante queretano

Por Norma L. Vázquez Alanís

Uno de los científicos más destacados en Querétaro por sus logros en el campo de la mecatrónica, el doctor Roque Osornio Ríos, recibió de manos del presidente Enrique Peña Nieto el Premio de Investigación de la Academia Mexicana de Ciencias, en su edición 2016, correspondiente al área de ingeniería y tecnología.

En la misma ceremonia en que fue inaugurado el Centro Nacional de Tecnologías Aeronáuticas (CENTA), donde se desarrolla el primer avión con tecnología cien por ciento mexicana, también se entregó el Premio México de Ciencia y Tecnología 2017 a la doctora María Ángela Nieto Toledano, profesora de investigación del Instituto de Neurociencias de Alicante, España, por sus estudios de biología del desarrollo.

Después de una espera de casi tres horas -soportando sillas incómodas y un viento que se colaba entre las aberturas de la carpa- y cuando el tedio se hacía visible en los presentes a pesar de los videos proyectados en las mega pantallas y el “chat” telefónico, por fin se anunció la llegada del presidente Peña Nieto, acompañado de nueve secretarios de Estado, el gobernador de Querétaro, así como el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para llevar a cabo la develación de la placa y dar los galardones.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, médico veterinario zootecnista por la UAQ, habló sobre el talento mexicano que genera ciencia, tecnología e innovación que debe ser orgullo para el país y mencionó que su estado es un representante de la naciente industria aeronáutica nacional que ya fabrica fuselajes y turbinas, entre otras partes para aviones. En el CENTA, dijo, se está desarrollando el primer avión cien por ciento mexicano.

Por su parte, el director del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, apuntó que el CENTA se suma a tres centros de investigación en la zona. Recordó que en 2016 el consejo fue reconocido mundialmente al ser invitado al Foto Internacional de Ciencias y Tecnología, al tiempo que informó sobre la entrega de un diploma a la becaria número cuatro mil del Conacyt y de la integración de mil 500 jóvenes al programa de empleos. “Démosle su lugar a la ciencia en este país”, concluyó.

En tanto que el jefe del Ejecutivo agradeció a la Academia Mexicana de Ciencias el haberle conferido el honor de hacer entrega de los reconocimientos a los jóvenes científicos e hizo un reconocimiento la comunidad científica nacional.

Asimismo, externó su complacencia por la participación de mexicanos en proyectos de alto nivel e indicó que, a partir de la investigación, México es ahora un país superavitario en productos agroalimentarios.

El primer mandatario dio a conocer que la inversión de su gobierno en desarrollo tecnológico de investigación e innovación es superior en un 40 por ciento a la de la administración anterior, y de las 400 mil becas del Conacyt, el 45 por ciento han sido otorgadas en este sexenio.

Además, se comprometió a revisar la Ley de Ciencia y Tecnología con el propósito de modernizarla; esto generó el aplauso de la comunidad científica reunida en el acto.

La nota de color la dio Rosaura Martínez Ruiz, quien subió al estrado a recibir su galardón -en el área de Humanidades- ataviada con una playera en la que se leía “Nos faltan 43”, en alusión a los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa; al final de la ceremonia el presidente Peña Nieto sostuvo un breve diálogo con la joven de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Y el que también sobresalió por salirse del protocolo al ser saludado por el gobernador Domínguez Servién, fue el científico queretano Roque Osornio Ríos, quien por cierto fue el que más aplausos recibió al pasar a recoger su reconocimiento.

En total fueron diez los galardonados con los premios correspondientes a 2016 y 2017.

Continúa incansable con sus investigaciones el doctor Osornio Ríos

El joven científico, quien es coordinador de la maestría y el doctorado en Ciencias de la Mecatrónica (área multidisciplinaria que incorpora elementos de la electrónica, la mecánica, robótica, sistemas de computación y manufactura) en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), campus San Juan del Río, de donde es originario, tiene una amplia trayectoria en el campo de la ingeniería y la tecnología, además de que sus investigaciones han tenido impacto a nivel internacional, principalmente en España.

Sus trabajos de maestría y doctorado se enfocaron en el diseño de controladores de posicionamiento para Maquinaria de Control Numérico y Robótica, basados en tecnología de Arreglo de Compuertas Programables en Campo (FPGA, por sus siglas en inglés); posteriormente ha continuado sus investigaciones en el diseño y perfeccionamiento de sistemas y plataformas propias fundamentadas en FPGA dirigidas al monitoreo, medición y control de procesos mecatrónicos.

El doctor Osornio ha difundido sus investigaciones a través de 80 artículos en revistas especializadas, así como 20 publicaciones en congresos internacionales y más de 60 foros nacionales, dos libros y un capítulo de otro, relacionados con su línea de investigación.

También ha realizado estancias de investigación en la Universidad de Valladolid, en la Universidad Politécnica de Cataluña y la Universidad de Valencia, en España.

Entre sus proyectos más destacados figuran el convenio de colaboración con la Unidad de Sanidad de Castilla, España, donde el doctor Osornio Ríos y su equipo de trabajo -estudiantes formados por él- instalaron equipos para el monitoreo de la calidad de la energía en los hospitales de ese sistema de salud estatal, ya que estas unidades requieren constantemente un suministro de energía de calidad por el alto número de equipos que tienen.

El impacto de sus trabajos ha posicionado al doctor Osornio Ríos como pionero en el ámbito internacional de su línea de investigación; es revisor de más de diez revistas en el área de mecatrónica y miembro del consejo editorial de otras dos, al tiempo que es revisor y miembro de diversas comisiones de evaluación nacional en distintos fondos e instituciones.

Osornio Ríos obtuvo en 2004 el Premio a la Innovación que otorga la Asociación de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT) con el proyecto “Sistema de control numérico por computadora de arquitectura abierta” y en 2011 ganó el Premio Alejandrina en la modalidad de Joven Talento en Investigación; actualmente es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y del Sistema Nacional de Investigadores.

Enhorabuena para él y su familia.