Viernes 15 de diciembre del 2017

Otorgan a científica española el Premio México 2017

La investigadora española María Ángela Toledano Nieto fue reconocida con el Premio México de Ciencia y Tecnología por las importantes aportaciones que ha hecho, decisivas para entender el entramado molecular que desencadena el cáncer en los organismos, siendo su principal contribución el descubrimiento de la proteína Snail, misma que registró como patente, ya que puede servir como un nuevo marcador de progresión tumoral y como blanco de drogas anti metastásicas.

Nieto Toledano también identificó un gen con el mismo nombre (Snail) y ha realizado aportaciones al estudio de la transición epitelio mesénquimal (EMT por sus siglas en inglés).

El jurado del Premio México de Ciencia y Tecnología, que otorga el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC) desde 1990, propuso a la especialista en bioquímica que labora en el Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández de Elche en Alicante, España, por la trascendencia e impacto de sus investigaciones sobre el proceso fundamental en el desarrollo embrionario de las células, la EMT, y su reactivación en la remodelación tisular que ocurre en distintas patologías.

La identificación de la proteína Snail como un factor de transcripción implicada en el proceso de activación de la transición de células epiteliales del endodermo al tejido mesenquimal —es el tejido primitivo del mesodermo, la capa de enmedio del embrión, rico en colágeno y fibroblastos— que permite su migración para poblar distintas regiones del embrión y formar músculos, huesos, sistema nervioso periférico, entre otros tejidos y órganos.

La doctora en biología molecular por la Universidad Autónoma de Madrid, luego de reportar que tanto los genes y proteínas Snail, así como la EMT eran imprescindibles para el desarrollo embrionario, sugirió que la reactivación de Snail podría estar implicada en la progresión de tumores cancerosos a través de la activación aberrante de la EMT en el desprendimiento de células malignas del tumor primario, constituyendo el primer paso de una cascada de metastásica. Sus estudios dieron lugar al nuevo campo de investigación conocido como Snail-EMT-cáncer.

María Ángela Nieto Toledano tiene 57 años de edad. En su carrera científica ha publicado hasta el momento 114 artículos en revistas de prestigio en su campo, entre estas Science y Nature; ha obtenido un impacto de 25 mil citas. Tiene 10 artículos publicado en libros, así como artículos en revisión en revistas como Nature Reviews.

Estudió la licenciatura en biología en la Universidad Autónoma de Madrid. Se incorporó al Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols con una plaza posdoctoral para estudiar la muerte celular programada. En 1989 viajó al National Institute for Medical Research en Londres para trabajar con David Wilkinson en el aislamiento de genes implicados en el desarrollo del sistema nervioso.

En 1993, a los 33 años de edad, se incorporó como científica titular al Consejo Superior de Investigaciones Científicas en donde formó un grupo interesado en los movimientos celulares durante el desarrollo embrionario y su reactivación en la patología del adulto. Luego de 7 años fue nombrada directora del Departamento de Neurobiología del Desarrollo. En 2004 se trasladó con su equipo de investigación al Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández de Elche en Alicante, España, en donde permanece laborando.

El Premio México de Ciencia y Tecnología

Es la mayor distinción que otorga el gobierno federal en materia científica a reconocidos investigadores de Iberoamérica (Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, España y Portugal). En el recuento histórico de sus 27 años de historia, España con 8 y Brasil con 7 son los países con los científicos que más han recibido este galardón; Chile, Uruguay, Argentina y Venezuela acumulan dos cada uno; mientras que investigadores de Guatemala y Portugal lo han recibido en una ocasión.

Los requisitos para ser candidato al reconocimiento son que la máxima autoridad de la institución proponga al investigador (no es posible que un aspirante se proponga así mismo), que el científico debe haber contribuido al conocimiento científico universal, al avance tecnológico o al desarrollo de las ciencias sociales, y ser formador de recursos humanos.

En la convocatoria de 2017 se modificó una de las cláusulas en las que se establece que solo se aceptará una candidatura por institución, en años anteriores sí se podía postular a más personas. Este año se llegó a 400 instituciones de los 21 países participantes. Se recibieron en total 39 candidaturas procedentes de España, Argentina, Chile, Brasil, Cuba, que presentaron dos candidaturas y más, mientras que 5 países solo participaron con una institución o candidatura.

El consejo de premiación es presidido por el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza; el vicepresidente, el coordinador general del CCC, Arturo Menchaca Rocha; así como los consejeros que son los titulares de la SEP, SRE, AMC, El Colmex, IPN, Cinvestav, UNAM y UAM. La secretaría ejecutiva del reconocimiento está a cargo de Conacyt y la secretaría técnica, del CCC.

La ceremonia para la entrega del Premio México de Ciencia y Tecnología la encabeza el presidente de la República. La galardonada recibirá una medalla de plata, un diploma y un incentivo económico.