Miércoles 31 de enero del 2018

COLUMNA DE LA CORTE: Conferencia magistral sobre Justicia Abierta

Las democracias en el Siglo XXI, en la era digital, deben ser construidas con instituciones transparentes, visibles, confiables y colaborativas, y cuyos objetivos sean fortalecer y desarrollar la confianza y la participación ciudadana, destacó el magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón.

“Una precondición de la Justicia Abierta es el Estado de Derecho. Sin el Estado de derecho no podemos construir instituciones para la democracia, para la democracia del siglo XXI, si no existen instituciones abiertas”, indicó.

Los magistrados del TEPJF, Reyes Rodríguez Mondragón y Felipe de la Mata Pizaña, ofrecieron la conferencia magistral “Justicia Abierta” en el Museo Francisco Villa, en la ciudad de Durango, Durango.

El magistrado Rodríguez Mondragón mencionó que las representaciones políticas en México y en América Latina, afrontan nuevos retos ante la velocidad que adquieren los procesos informativos y la manera en que la ciudadanía se involucra en los procesos públicos.

Entre los retos a abordar, dijo, está el formular nuevas leyes en materia de transparencia porque no obstante que México es uno de los países con la mejor legislación en la materia, no se refleja en una mayor confianza ciudadana en las instituciones públicas y los procesos democráticos, cómo se desprende de las mediciones del Latinobarómetro.

“Las instituciones públicas en general, pero, en particular, las instituciones electorales tenemos que seguir trabajando para construir una relación más cercana a la sociedad, más cercana a la ciudadanía y afianzar en mejores condiciones la confianza hacia los árbitros electorales”, precisó.

El magistrado de la Sala Superior estableció que el intercambio de ideas y la colaboración de los tribunales electorales estatales y el Federal, es una condición para garantizar que el proceso electoral del 2018 sea justo, “transparente, limpio y apegado a la legalidad”.

Consideró que se requieren instituciones mucho más eficientes donde el servicio público sea más accesible y pueda llegar a la ciudadanía sin altos costos, ofreciendo respuestas rápidas y de mayor calidad, para la legitimización de los tribunales “y en general de toda la administración pública o de la procuración de justicia que tienen en sus manos hacer efectivo el Estado de Derecho, pero protegerlo, sobre todo, desde una perspectiva de justicia de largo plazo”.

La Justicia Abierta, va de un proceso de bolsillo de cristal a caja de cristal en el que la ciudadanía se sienta parte de la institución: magistrado De la Mata Pizaña

En su intervención, el magistrado Felipe de la Mata Pizaña hizo un recuento de cómo los avances tecnológicos en los últimos 20 años han ido a la par de la demanda ciudadana de mayor transparencia en el uso de los recursos públicos.

Ejemplificó la manera en que el TEPJF ha ido avanzando en el cumplimiento de esa expectativa ciudadana mediante la transparencia de todos sus procesos administrativos y de resolución de los asuntos de su competencia mediante el uso de la tecnología ya sea desde la transmisión en vivo de sus distintos comités, o de las sesiones de la Sala Superior.

“La Justicia Abierta, como parte del movimiento de Gobierno Abierto, implica justamente que el ciudadano se sienta además cómodo, atendido, que sea parte de la institución. Claro, es el que manda, eso debe quedarnos claro a los funcionarios públicos y en ese sentido, debe ser casa de cristal, vamos a decirlo, de bolsillo de cristal pasamos a casa de cristal. Siéntanse en casa, esa es la idea justamente del Gobierno Abierto”, aseveró.

De la Mata Pizaña indicó que el uso de herramientas y lenguaje debe ir acorde con las nuevas tecnologías, lo que permite y una mayor comunicación con la gente. “El mundo ha cambiado nuevamente, los jóvenes se educaron de otra manera, tenemos que asumir también que hay otra forma de pensar. Los que no somos millennials, sino que somos generación equis o algo más, tenemos que asumir que los chavos están pensando de otra manera, y tenemos de dos: o no comunicarnos con ellos, que sería absurdo, o mejor tratar de comunicarnos con ellos”.

Por ello, cuestionó el lenguaje de sentencias cuya extensión y estructura obstaculiza su comprensión y citó al escritor peruano Mario Vargas Llosa: "¿Quién escribe bien? Aquel que piensa bien".

De la Mata Pizaña llamó a romper con paradigmas y asumir que la actual legislación electoral requiere de una profunda reforma para lograr, por ejemplo y cuando sea posible “un juicio electoral en línea, eso va a hacer todo más transparente”.

“Que todas las pruebas puedan ser analizadas por toda la ciudadanía, en general, habrá casos en los que no, también eso lo entiendo, que todos puedan escrudiñar los expedientes electorales, todo eso se puede hacer, esta es una materia especial, pero bueno, repito, eso sí requiere una reforma, digamos, legal importante y seguramente otra forma de ver la Justicia Electoral, pero de eso se trata esto, de romper paradigmas”, subrayó.

Previo a la conferencia magistral, ofrecieron un mensaje de bienvenida el secretario General del Gobierno del Estado de Durango, Adrián Alanís Quiñones; el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado de Coahuila, magistrado Javier Mier Mier; y el presidente de la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana, César Lorenzo Wong Meraz.

A la conferencia magistral asistieron, además, el magistrado José de la Luz López Pescador, del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Durango; Juan Enrique Kato Rodríguez, consejero presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Durango; el magistrado Adrián Jáquez Flores, del Tribunal Electoral del Estado de Chihuahua; Esaúl Castro Hernández, magistrado Presidente del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas, así como legisladores, académicos y representantes de organismos púbicos autónomos.