Miércoles 9 de agosto del 2017

ACENTO: Salvador Flores Llamas

*Trump se desmorona

Tan siente Donald Trump que se acerca al “impreachment” (juicio político) que ordenó a su jefe de abogados investigar si él mismo podía autoperdonarse y perdonar a familiares y colaboradores inmiscuidos en espiar con los rusos la campaña de Hillary Clinton.

Como el abogado le contestó que no podía, lo cesó. Sus gentes se metieron hasta las manitas en ese espionaje, y el propio Trump dictó a su hijo mayor lo que declararía al Senado cuando lo citó, pero los legisladores lo rechazaron por inaceptable.

Richard Nixon prefirió renunciar a llegar al “impreachment”, y obligó a Gerald Ford, el vicepresidente que lo sucedió, a perdonarlo; así Jimmy Carter lo derrotó fácilmente al buscar ser elegido.

Con ese antecedente, Trump teme que su sucesor no se atreva a perdonarlo, y más cuando los líderes republicanos le están dando la espalda por tantos errores y embrollos que comete en la Casa Blanca y los ataques a los medios informativos.

De ahí que “The New York Times” comentó que el primero a quien hay que meter al orden en la residencia presidencial es al propio Donald.

Pese a ello, ordenó saltar leyes ambientales para iniciar la construcción de 24 kilómetros del muro frente a San Diego, California, con los 1,800 millones de dólares que autorizó la Cámara de Representantes, pero que difícilmente ratificará el Senado, pues varios senadores republicanos están en contra.

Empero, Trump reveló que Peña Nieto le habló para felicitarlo por su política migratoria.

El caos se ahondó en la Casa Blanca porque Trump despidió a Anthony Scaramucci de director de Comunicación sólo 10 días después de haberlo nombrado.

Al principio se desconocía si dimitió o lo renunció. “The New York Times” y “Washington Post” dijeron que lo cesó a petición del nuevo jefe de gabinete, John Kelly, el general exsecretario de Seguridad Nacional, a quien se considera inexperto para el nuevo cargo

Finalmente se anunció el despido, tras un escándalo por varias entrevistas que dio Scaramucci en que atacó rudamente al entonces jefe de Gabinete, Reince Priebus y llamó “esquizofrénico paranoide”.

Trump no defendió a Priebus, quien quedó en evidencia, y renunció. En entrevista con “The New Yorker”, Scaramucci también habló en términos vulgares del estratega principal de Trump, Steve Bannon, y generó una fuerte polémica sobre las líneas de comunicación del presidente y las fuertes divisiones dentro de la Casa Blanca.

Por otro lado, cercado por el Congreso, Trump dicta medidas contra Rusia, y los legisladores les ponen candados para evitar que las revierta, en respuesta a los 755 diplomáticos gringos que Putin expulsó de Rusia. Aunque muchos creen que Trump y Putin sólo tienden una cortina de humo sobre el espionaje conjunto contra la campaña de Hillary.

Donald lanzó un proyecto para reducir a la mitad la migración legal, pese a la exigencia creciente de agricultores y dueños de empresas de servicios para que les permita ingresar a miles de migrantes que trabajen con ellos; de lo contrario se paralizará la economía. Empero, Trump anunció que sólo otorgará “geen cards” a los profesionistas que hablen inglés, y en Nueva York el alcalde Bill de Blasio dijo que seguirá favoreciendo a los migrantes contra la orden de Trump, para no olvidar que tradicionalmente Manhattan es el símbolo de la migración-

Beltrones, ajonjolí de todos los moles Manlio Fabio no se resigna a quedar fuera de la sucesión presidencial: expone su propuesta de gobierno de coalición aquí y acullá y habla con quienes impulsan la Alianza Opositora Democrática, para hacer el caldo gordo a la candidatura presidencial de Mancera, incluido Gustavo Madero, del PAN; comió con los exdiputados de 62 Legislatura, que encabezó, y reclamó al CEN del PRI un lugar en la mesa que discutirá la reforma estatutaria dentro de la Asamblea Nacional próxima.

Mediante Pablo Escudero, presidente del Senado y yerno suyo, promueve independizar el Partido Verde del PRI. Escudero destapó al líder de su fracción, Carlos Alberto Puente como su “gallo” para la Presidencia en 2018.

Pero sólo es una maniobra para sacarle más prebendas al PRI, hoy tan bajo de bonos por el desgobierno y desprestigio de Peña Nieto. Desde luego el equipo del colmilludo Manlio desmiente esta versión.

Le saltan a Mancera más complicidades del clóset A medida que avanza la indagación en Tláhuac surgen más complicidades posibles del jefe de gobierno Miguel Ángel Macera, pues es imposible que se extendiera y afianzara tanto la mafia de Felipe de Jesús Pérez Luna “el Ojos”, que incluían al jefe delegacional, al delegado de Seguridad Pública, a mandos policíacos y policías.

La terca defensa de los diputados de Morena en la ALDF del jefe delegacional Rigoberto Salgado Vázquez, devela la complicidad de éste y López Obrador quien, como acostumbra, cobra “moches” a los funcionarios que lleva a cargos, que deben ser grandes por la fuerte implicación de Salgado con la mafia del “Ojos”, pues tenía en puestos clave del gobierno a parientes y colaboradores de éste y un hermano suyo lideraba las mototaxis.

Rigoberto Salgado sabe que Miguel Ángel Pérez Ramírez, “el Miki”, hijo del “Ojos”, opera desde el Reclusorio Oriente una mafia de narcomenudeo, secuestros, cobro de piso y extorsiones en Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan, Coyoacán y Contreras, y su hermano “el Felipillo” es prófugo de la justicia. ¡Qué bonita familia!

Hace 2 años Isabel Miranda de Wallace informó a Mancera que operaban 5 carteles en la CDMX, y Marina y el Ejército detectaron que ya son 10 en la urbe y en municipios aledaños del Edomex; pero Mancera insiste en negarlo.

¿Cuál es el interés del aspirante presidencial de pacotilla, Mancera al seguir amachado en que no existen? ¿Acaso los cárteles le aportan dinero para comprar votos y voluntades? llamascallao@hotmail.com @chavafloresll

Más artículos

Golondrinas en el alambre
Un frente anti AMLO
El PT recibe dinero de China