Martes 25 de julio del 2017

ACENTO: Por Salvador Flores Llamas

*Mancera, desbocado candidato presidencial

Miguel Ángel Mancera se cree muy hábil para eludir responsabilidades y lo es para allegarse fondos para su campaña presidencial y sí. Hace dos años Isabel Miranda de Wallace le informó que había cinco carteles en la Ciudad de México, y él se salió por peteneras al borrar de palabra esas mafias en la metrópoli.

En lo que resultó muy ducho fue en implantar un “recaudatorio” reglamente de tránsito con numerosas multas, muchas excesivas, y en allegarse fondos por otros conceptos: ambulantaje, parquímetros, cambios de uso de suelo, “entres” de la policía, apertura de grandes negocios y centros comerciales, permisos especiales y contribuciones para su campaña, además de los regalos en especie.

Siempre es mayor el remanente que queda en las chequeras de los precandidatos, tras las erogaciones que hacen.

Pero, ¿quién apoyará su ambición residencial? Para eso puso a Alejandra Barrales al frente del PRD y ha centaveado muy bien a los jefes de las tribus con sumas fuerte, aunque se ve difícil que prospere el Frente Amplio Democrático que propuso formar el PRD al PAN.

En el supuesto de que Ricardo Anaya, jefe nacional blanquiazul, accediera a formarlo en verdad, los perredistas no votarían por un candidata panista, ni los panistas por un perredista, y el PAN es quien tiene mayoría de votos.

La Secretaría de Marina y la Policía Federal (PF) no informaron al gobierno capitalino que emprenderían el operativo de Tláhuac, donde pereció “El Ojos” con 8 súbditos suyos y capturaron más, para evitar que hubiera pitazos de policías o autoridades del DF a la mafia capturada.

Como reza el dicho: “Le saben algo o se lo dicen al tanteo”.

Con insistencia se informó que la mafia de Tláhuac distribuía droga en CU, y resultó muy cierto pues abarcaba 5 delegaciones y estaba ligada al Cartel Jalisco Nueva Generación, hoy el más fuerte, tras la fractura del de Sinaloa por la captura del Chapo Guzmán.

Pero el jefe de gobierno de CDMX andaba en campaña presidencial en Chihuahua, so pretexto de entregar patrullas de la FUERZA CONAGO, que preside ahora, y en sus declaraciones del día siguiente obligó al vocero de Marina a decir que la capital está libre de cárteles, aunque al rato la Armada y la PF hayan de realizar ataques similares en otros rumbos de la ciudad, por ejemplo contra el Cartel de Tepito.

Frecuentemente afloran sus ilícitos y, pese a la negativa de Mancera también está ramificado en varias delegaciones y es muy sangriento.

La persistente negativa de Mancera de que no hay cárteles en la CDMX hace sospechar que gente de su gobierno está ligada a los mismos; así lo dieron a entender la Armada y la PF, al evitar a toda costa un chivatazo de parte de funcionarios capitalinos.

Lo más que llega a aceptar Mancera es que hay narcomenudeo, pero dice no atacarlo por ser delito federal. ¿Acaso ha informado a la PGR al menos sobre los puntos más importantes de acción de esos grupos?

¿La complicidad al menos tácita del jefe de gobierno no lo inhabilita para ser Presidente de la República, o podemos consentir que rija los destinos del país alguien con serias marcas de aliado de los cárteles?

Por su lado, el gobierno de Peña Nieto da demasiadas libertades a la CONAGO, cuya existencia no sólo no se justifica jurídicamente, sino inició como oposición al gobierno de Fox, cuyo secretario de Gobernación, Santiago Creel nunca supo para qué era el puesto, y dejó a los gobernadores priistas crear tal organismo para plantearle críticas y exigencias.

A estas alturas es trampolín para campañas presidenciales de sus presidentes: Graco Ramírez, mandamás de Morelos y anterior jefe de CONAGO, la aprovechó dizque para ver cómo atienden a los migrantes los consulados mexicanos, ante las arremetidas de Trump, lo que es responsabilidad de Relaciones Exteriores.

¿Con qué autoridad fue Graco a Europa y Medio Oriente a visitar a presidentes y jefes de gobierno? Con ninguna, pero sí logró que los medios hablaran de él e insistieran es que es precandidato presidencial.

Hoy Mancera recorre los estados, también en nombre de la CONAGO para pueblearse rumbo a 2018, y el gobierno de Peña y su secretario de Gobernación Osorio Chong se quedan como chinito: ”nomás milando”, en vez de frenar esas campañas presidenciales descaradas; pero están ocupados en ver cómo evitan que se castigue en serio a Javier Duarte, el exgober. de Veracruz, cuyo juicio ha resultado un sainete.

Es claro que la ambición presidencial desbocada contamina todo y los consejeros del INE se van de vacaciones, tras reafirmar con insistencia ser una burocracia carísima para el país que sólo sirve para darle por su lado al gobierno.

Dejó pendiente el caso de Coahuila, donde será difícil demostrar, según la ley, el rebase de los topes de gastos de campaña; mas está claro que el PRI y los Moreira resucitaron descaradamente el robo y ordeña de ´las ánforas en que se depositaron los votos, para evitar que triunfara el candidato a gobernador opositor al suyo, que es Miguel Riquelme ex alcalde de Torreón.

llamascallao@hotmail.com @chavafloresll

Más artículos

Golondrinas en el alambre
Un frente anti AMLO
El PT recibe dinero de China