Martes 15 de agosto del 2017

RESEÑA: Por Héctor Tenorio

*Guerra mediática

Desde el punto de vista del ex guerrillero Carlos Lanz son tres frentes los que han abierto los opositores internos y externos al régimen chavista-madurista: “La guerra económica, las manifestaciones tanto pacificas como violentas y la distorsión que hacen de la realidad en los medios masivos, en conjunto con las redes sociales”.

Planteó de manera global como se ha venido desarrollado el ataque contra el gobierno venezolano, “la guerra económica se manifiesta con el dólar today (el dólar negro) que ha provocado la escalonada alcista de los precios y la especulación”.

Para complicar las cosas, se han presentado robos sistematizados de fibra óptica que complican la comunicación entre los celulares.

Destacó que las manifestaciones violentas (las cuales duraron 120 días) tuvieron un saldo de más de cien muertos, “exacerbaron las diferencias, étnicas y remarcaron las diferencias sociales.

Agregó “a esta estrategia de tomar las calles se han sumado los ataques de paramilitares que tienen la intención de presentar ante la opinión pública que las fuerzas armadas se encuentran divididas”.

Para él objetivo es deslegitimizar a las instituciones de Venezuela: “De esta manera los medios de comunicación y las redes sociales se han convertido en una caja de resonancia”.

En este mismo sentido, la periodista Tatiana Villegas opinó “es necesario revisar la ética con la que actúan los corresponsales extranjeros que son enviados a su país”.

Ella señaló que está embestida mediática pretende crear la imagen de ingobernabilidad que justifique la intervención militar, “Es la riqueza de que existe en el sur del país lo que quieren”.

Para su colega Boris Castellan los países latinoamericanos junto con España utilizan como pretexto la situación compleja que atraviesa el país sudamericano para ocultar sus propios problemas: “El gobierno de México nos cuestiona para no hablar de la situación de más de cien mil muertos que ha habido en diez años de la guerra del Estado contra el narco o los asesinatos que hay contra periodistas mexicanos.

El gobierno de Mauricio Macri prefiere hablar de nosotros en vez de enfrentar la caída de su popularidad en Argentina. Lo mismo sucede con todas las naciones que están señalándonos con el dedo”.

En este contexto, en todas las dependencias del gobierno existe una misma preocupación, revertir los mensajes negativos que circulan sobre el régimen; para lograrlo han echado mano de nuevos cuadros, como es el caso de,Diosman Bobadilla, quien es director de Comunicación Estratégica del Ministerio de Industrias, Básicas, Estratégicas, se ha rodeado de un grupo talentoso de jóvenes igual que él. Luchan contra la inercia de la burocracia y el formalismo, son horizontales en su forma de organizarse y han convocado a talleres de debate que ya están generado frutos.

Mientras que en el Ministerio de Comunicación la Viceministra de Planificación Comunicacional,MaryPemjean,ha fijado como meta mejorar la imagen de Venezuela en el exterior.

La pregunta es cómo.

Más artículos

Golondrinas en el alambre
Un frente anti AMLO
El PT recibe dinero de China