Viernes 01 de septiembre del 2017

CANDIDATURAS: Por Octavio Aristeo López

*¿Un independiente ganará la presidencia?

Es importante mencionar que la incorporación de las candidaturas independientes en el ámbito federal en México fue a través de la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012.

Antes no existía ésta normatividad en la lucha por el poder.

Las candidaturas independientes al incorporarse a la Constitución, reglamenta la participación de la ciudadanía en la vida política del país, compartiendo con los partidos políticos el acceso a cargos de elección popular en el régimen político vigente.

Esto no significa la desaparición de los partidos políticos en la lucha por el poder, los partidos políticos continúan siendo centrales en el sistema político-electoral mexicano; la importancia de las candidaturas independientes, es para que los ciudadanos se organizasen y puedan influir en el poder político.

La reforma constitucional del 9 de agosto de 2012 que se cumplió el 10 de agosto de 2013, regula las candidaturas independientes para Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, diputados federales y senadores de la Republica por el principio de mayoría relativa, tiene candados importantes políticos y jurídicos para impedir que cualquier ciudadano participe.

Aunado a esto, la historia política de México tiene casos que demuestran que es una ilusión el triunfo de un candidato independiente a la Presidencia de la República por el tipo de régimen político que tenemos en México.

Es el ejemplo de Miguel Henríquez Guzmán (1898-1972), en el que existen bastos documentos de investigación de éste personaje político, que fue candidato presidencial independiente en la elección presidencial de 1952.

Recuerda la historia que el general Manuel Ávila Camacho (1897-1955), fue Presidente de la Republicas de 1940-1946, le ganó la presidencia en 1940 a Juan Andrew Almazán que también tenía el grado de general, como el general Lázaro Cárdenas, impulsó la modernización e industrialización del país, profundizó la dependencia del gobierno mexicano al gobierno estadounidense y logró el enriquecimiento de unos pocos a costa del hambre y la miseria de campesinos y la clase trabajadora.

Miguel Alemán Valdés (1900-1983), fue gobernador de Veracruz de 1936-1939, secretario de gobernación (1940-1945) y Presidente de la República (1946-1952) buscaba fortalecer los mecanismos de control político, evidenció su intención de reelegirse al anunciar la formación del partido Artículo 39 Constitucional, que buscaría reformar la Constitución para permitir la reelección del presidente por mandato popular.

Es algo semejante con la actual reforma a los artículos que permiten la reelección de diputados federales, senadores y presidentes municipales, aun paso estamos nuevamente de la reelección presidencial.

En 1951, el general Miguel Henríquez Guzmán impulsó un movimiento dentro del PRI para que se eligiera de manera democrática al candidato presidencial, por lo que fue expulsado de las filas priistas, en la democratización PRI le costó la vida al político tabasqueño Carlos Alberto Madrazo Becerra (1915-1968), en un accidente aéreo murió el 4 de junio de 1969 en Monterrey, Nuevo León.

Entonces, la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano (FPPM), creada en 1946, lo postuló oficialmente como su candidato a la Presidencia de la Republica en julio de 1951, formo una especia de coalición política para hacerle frente al Gran Elector, con el apoyo de dos organizaciones que no tenían registró oficial: el Partido Constitucionalista Mexicano y el Partido de la Revolución.

Adolfo Ruiz Cortines fue candidato del PRI y del Partido Nacionalista Mexicano; Vicente Lombardo Toledano, candidato por el Partido Popular (PP), recibió el apoyo del Partido Comunista y del Partido Obrero Campesino Mexicano, ambos sin registro oficial. Efraín González Luna fue postulado por el Partido Acción Nacional (PAN), que por primera ocasión contendía en una elección federal, desde su fundación en 1939.

Entonces, ante esta realidad política, movilizaron a más de 80 mil soldados y policías en las casillas de todo el país para prevenir cualquier estallido de violencia. Los militares en las calles.

El conteo final otorgó a Miguel Henríquez Guzmán únicamente 15.88 por ciento de los sufragios, frente a 74.31 por ciento alcanzado por Ruiz Cortines. Pero, en 1971 Miguel Henríquez Guzmán, recibió la Medalla de la Lealtad de manos del presidente Luis Echeverría, ahora dan espacios de poder como los conseguidos en la Ciudad de México y gubernaturas.

En nuestro régimen político, existe otra realidad, el caso del político Ezequiel Padilla Peñaloza, (1892-1971), hombre leal al sistema, pero no entendió al régimen político de aquel entonces.

Bajo el gobierno del General Obregón fue Presidente de la Junta de la Beneficencia Privada, con el gobierno de Calles se le nombro Agente del Ministerio Público, después Procurador General de Justicia, en julio de 1928, fungió como fiscal en el juicio que se realizó a José de León Toral, con motivo del asesinato del presidente electo Álvaro Obregón.

Por sus servicios prestados en el gobierno de Emilio Portes Gil (1928–1930), fue secretario de Educación Pública; en 1932 se postuló como candidato independiente a la gubernatura de Guerrero, contendiendo contra el general Gabriel R. Guevara Orihuela, candidato del PRI, perdiendo la elección.

Posteriormente, con el general presidente Manuel Ávila Camacho, se desempeñó como Secretario de Relaciones Exteriores (1940–1945). Renunció al cargo, para ser candidato presidencial independiente a la presidencia de México en 1946 por el Partido Democrático Mexicano, perdió la elección ante el candidato del PRI Miguel Alemán Valdés. No entendió que a pesar de los servicios prestados a la patria no alcanza para alcanzar la victoria en una lucha electoral abierta.

Estos dos casos son, dos ejemplos claros, para responder la pregunta ¿Un independiente ganará la Presidencia de la República en México?

*Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México. oaristeolopez@gmail.com

Más artículos

Golondrinas en el alambre
Un frente anti AMLO
El PT recibe dinero de China