Lunes 26 de mayo del 2017

Criminal acción inaugurar hospitales y luego cerrarlos en Chiapas, denuncian en el Congreso

El senador Zoé Robledo exigió al secretario de Salud del estado de Chiapas, Francisco Ortega, que comparezca ante el congreso locar para explicar las razones y los criterios que tomaron para llevar a cabo la inauguración de varios hospitales para posteriormente cerrarlos.

Además, a través de un punto de acuerdo, el legislador pidió al gobierno del estado garantizar que se le asignen los recursos necesarios a la Secretaría de Salud local para proveer el servicio óptimo de salud en hospitales y centros de salud como garantía del respeto a los derechos humanos de los chiapanecos.

Al fundamentar su exhorto, el senador chiapaneco mencionó que el Gobierno Federal transfirió al estado de Chiapas recursos destinados a fortalecer la infraestructura de salud de la entidad.

“Pero en la práctica, los hospitales o están cerrados, abandonados o tienen carencias hasta de material básico como gasas, es decir, los hospitales para los que se ejerció el dinero, no dan servicios”, advirtió.

Zoé Robledo expuso que Chiapas ha recibido desde el 2010 al menos mil 607 millones de pesos para la construcción, remodelación y equipamiento de hospitales y centros de salud, sin embargo y aunque el gobierno ha reportado que gastó los recursos transferidos por el Gobierno federal, en la entidad todavía hay 31 unidades médicas cerradas, sin dar servicio a la población.

El senador mencionó que el día 19 de junio, el Secretario de Salud del estado de Chiapas lanzó un comunicado de prensa a través de sus redes sociales donde aclara que “en realidad son 32 hospitales, centros de salud y clínicas de la mujer, obras que fueron abandonadas por la administración anterior” y, también señala “que en ningún caso el gobierno chiapaneco ha realizado acto protocolario de inauguración ya que se encuentran en proceso de conclusión”.

No obstante, recientemente se publicó un reportaje especial en Animal Político que revela que 31 hospitales fueron inaugurados oficialmente sin embargo no operan, permanecen cerrados “por protocolo”.

Zoé Robledo aseveró que las denuncias, quejas y reclamos sobre las condiciones hospitalarias en el estado de Chiapas no son nuevas, la ciudadanía en general y empleados de los hospitales llevan meses denunciando la falta de infraestructura básica en los hospitales y centros de salud.

Sostuvo que es inaceptable que el gobierno del estado inaugure hospitales que no operan y que los que operan tengan deficiencias y carencias como las que se han externado en diferentes denuncias.

“La salud de los chiapanecos debe ser una prioridad real, no sólo una declaración mil veces repetida. La exigencia de una cama de hospital, medicinas, gasas, utensilios, médicos y enfermeras, es en realidad una exigencia de dignidad y justicia”, concluyó.

Más artículos

Solicita la CNDH al gobierno de Chiapas medidas cautelares por la violencia desatada
Chiapas no se puede sacudir el fenómeno de violencia contra la mujer, acusa senador