Viernes 26 de mayo del 2017

Suman fuerzas PRD y Morena para defender a los albañiles de la brutal explotación que sufren

Ante la brutal explotación a que son sometidos los albañiles de la Ciudad de México por parte de las abusivas y poderosas inmobiliarias, asambleístas del PRD y Morena dejaron sus diferencias y acordaron luchar juntos por la reivindicación de los derechos sociales de este sector.

“Vamos porque se les pague un salario justo, pero sobre todo que se cumpla con las aportaciones sociales que marca la ley, pues de continuar en este sistema de explotación, los albañiles estarán condenados a vivir una vejez indigna sin servicio médico ni pensión a la que tienen derecho”, expresaron Raúl Flores García y David Cervantes Peredo.

Anunciaron que propondrán la conformación de un padrón que permita tener información y estadísticas sobre estos trabajadores de la construcción.

Cervantes Peredo presentó un punto de acuerdo ante la Permanente de la ALDF para pedir a las secretarias del Trabajo y de Desarrollo Rural, locales, estadísticas de origen, en beneficio de trabajadores de la construcción, incluyendo la identidad étnica, edad y género y establecer indicadores que contribuyan a diseñar políticas públicas para otorgar asistencia social y el resguardo de sus derechos humanos,

Aseguró que con este padrón se tomarían en cuenta las condiciones salariales de los trabajadores, a fin de atender también las amenazas laborales a las que se enfrentan.

Demandó a estas secretarías impulsar un censo que permita conformar un padrón de trabajadores de la industria de la construcción que residen de manera temporal.

Dijo que el sector de la construcción aporta 69 por ciento del capital del país y de acuerdo a la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, en el primer trimestre de 2015 Nuevo León fue el estado que más aportó a este sector con 11.3 por ciento de la producción del sector de la construcción en México y son obreros que trabajan entre nueve y diez horas diarias.

Puntualizó que el 20 por ciento del total nacional de los trabajadores tiene contrato indefinido o temporal, 79 por ciento no sabe si tiene contrato, en el rubro de seguridad social en 2015 el total de asegurados fue de 17 millones 761 mil y un millón 553 eran trabajadores de construcción; es decir, nueve por ciento del total.

Por su parte el legislador Raúl Flores García, aseveró que es de vital importancia para este sector de trabajadores tener en cuenta un padrón, toda vez que sus condiciones salariales deben ser mejoradas y por ello atender la amenaza laboral a la que se enfrentan.

Desde la tribuna de la Asamblea Legislativa, el diputado perredista aseguró que nadie puede estar contento o de acuerdo con que los empleadores de los trabajadores de la construcción olviden aspectos básicos en materia de derecho laboral y que su responsabilidad para con los albañiles se reduzca a entregarles chalecos y cascos.

"Eso no basta, sus condiciones laborales tienen que ser mejoradas en términos de lo que señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en términos de trabajo decente, pues hay cientos de miles de familias que sobreviven gracias a los ingresos de los llamados obreros de la construcción".

Flores García indicó que el intenso e importante trabajo a favor del desarrollo de la infraestructura de la Ciudad que realizan los albañiles y los maestros de obra debe ser reconocido por medio de remuneraciones económicas mucho más elevadas.

“Mucho se habla del boom inmobiliario de la capital, pero poco se habla de sus condiciones, quienes son los menos favorecidos en materia salarial; hay una necesidad laboral y la Ciudad de México es una generadora de empleos a este sector y miles de familias sobreviven de la construcción”, puntualizó Flores García.

Este punto fue remitido a las autoridades correspondientes para los efectos a que haya lugar.

Más artículos

La CDMX atraviesa por una de las crisis de inseguridad más severas de su historia
Solicitan vecinos a Mancera investigar a Seduvi, Invea y delegado en Iztacalco
Exige la ALDF a rector de la UAM Salvador Vega rendir cuentas a la ciudadanía