Martes 8 de agosto del 2017

Se agudizan los dimes y diretes entre PRD y Morena

Por Guillermo Pimentel Balderas

En conferencia de prensa, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Marti Batres Guadarrama, dirigente de Morena en la Ciudad de México, hizo un fuerte llamado, más que enérgico, al Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, por la violencia política que se ha desatado contra integrantes de su partido, principalmente en las delegaciones de Coyoacán, Iztacalco, Iztapalapa y Gustavo A. Madero.

Acompañado de Bertha Lujan Uranga, presidenta de la Mesa Directiva del Consejo Nacional del partido y, del diputado local Miguel Ángel Hernández, así como de vecinos de Coyoacán, Batres Guadarrama, titubeo al señalar que no se puede considerar como “crimen organizado” las actuaciones gansteriles de los delegados perredistas de éstas demarcaciones.

Martí Batres, a pregunta directa de este reportero, en que si los hechos violentos en estas delegaciones se podían considerar como “crimen organizado”, señaló: “espero que no”.

Expuso que ante la alarmante escalada de violencia desatada en contra de militantes de Morena, en este caso en la delegación Coyoacán, exigió a Mancera frenar, en lo inmediato, las embestidas gansteriles en agravio de los morenistas.

Batres responsabilizó a Miguel Ángel Mancera, al diputado Mauricio Toledo y al jefe delegacional Valentín Maldonado de cualquier agresión, e incluso de atentados en contra de militantes de Morena en la delegación Coyoacán que incluso pudieran poner en riesgo su vida. Mientras, acusó a funcionarios a las órdenes del diputado Toledo y el delegado de Coyoacán Valentín Maldonado, quienes encabezaron una nueva embestida en la demarcación.

Agregó que entre los agresores participaron el director general Territorial de Pedregales, Rodolfo Diego Vargas González y Juan Jesús Martínez Zavala, presidente del PRD en Coyoacán.

A su vez, Bertha Lujan, aseguró que presentaron ante las autoridades competentes, las pruebas fotográficas de que Toledo está atrás del ataque. “Ya se presentó la denuncia correspondiente”, dijo.

Ante las constantes agresiones de los gobiernos delegacionales de extracción perredista, el dirigente de Morena demandó a Miguel Ángel Mancera, al secretario de Seguridad Pública Hiram Almeida y al procurador Edmundo Garrido Osorio poner fin, de una vez por todas a los ataques, así como garantizar la libertad de expresión y de reunión. Por su parte, el legislador local Miguel Ángel Hernández Hernández documentó los golpes, robos y lesiones sufridos por los morenistas.

Explicó, en tal sentido, que este jueves 3 de julio, alrededor de la una de la tarde, cuando morenistas repartían el periódico Regeneración a los vecinos de la zona, funcionarios y exfuncionarios de Coyoacán arribaron a la zona del Ajusco en camionetas propiedad de la delegación para, de inmediato, proceder a golpear con violencia desmedida a los morenistas y despojarlos de sus teléfonos celulares.

“De manera descarada -los golpeadores- portaban banderas del PRD”, subrayó.

En la acometida también participaron, entre otros delincuentes disfrazados de servidores públicos, el exdirector de Educación de Coyoacán, Hugo Barrios Sánchez; Flor Magali Liceaga Cruz, técnico operativo en la Asamblea Legislativa, y Martha Patricia Pardo Dávila, trabajadora de base en las oficinas de la delegación.

Batres, insistió en que los ataques ocurridos en la colonia Ajusco, de esa demarcación, fueron encabezados por personal a las órdenes del diputado local Mauricio Toledo y del jefe delegacional Valentín Maldonado.

Exigió a la Procuraduría capitalina comportarse con apego a la institucionalidad y llevar a cabo una investigación transparente en contra de los agresores.

Asimismo, exhortó a Hiram Almeida a cumplir con sus responsabilidades como titular de Seguridad Pública, toda vez, explicó, que los actos vandálicos se efectuaron ante efectivos de esa dependencia, quienes, además de ser omisos en el cumplimiento de su deber, facilitaron la huida de los delincuentes, lo que demuestra un claro contubernio entre éstos y el personal policiaco.

Presente en la trifulca, Bertha Luján, presidenta de la mesa directiva del Consejo Nacional y enlace de Morena en la demarcación, afirmó que cuentan con pruebas fotográficas que dan cuenta de quiénes son los agresores y que trabajan a las órdenes de Mauricio Toledo y del delegado en la demarcación.

Estas evidencias, dijo, las presentaron ayer mismo ante la Fiscalía Desconcentrada No. 1 de Coyoacán. Levantamos las actas correspondientes por robo calificado con violencia, entre otros delitos.

Aunque esta agresión no ha sido la única, agregó, pues hace dos o tres meses también nos agredieron, los sucesos de ayer llegaron al extremo de que hubo nueve lesionados de gravedad y otras personas más con heridas graves. Incuso, una compañera fue pateada de forma salvaje.

Como las agresiones pueden recrudecerse y escalar la violencia ante los comicios que se avecinan, alertamos a la Fiscalía para que se tomen las medidas que por ley corresponden, advirtió Luján. El diputado federal Juan Romero, y las legisladoras en la Asamblea Legislativa, Flor Ivone Morales y Ana Juana Ángeles Valencia, manifestaron su plena solidaridad con los morenistas agredidos.

“No detendrán el avance de Morena en la Ciudad de México con agresiones porriles derivadas de la desesperación de quienes, de antemano, saben que serán derrotados en las urnas”, recalcaron.

Cómo “gato boca arriba” se defiende dirigente de PRD en Coyoacán En tanto, en un comunicado, el dirigente del PRD en Coyoacán, Juan Martínez, aseguró que las acusaciones de Morena es una estrategia para posicionar políticamente a Martí Batres como Jefe de Gobierno capitalino y a Bertha Lujan como delegada en esta demarcación.

Aseguró que fueron los simpatizantes de MORENA y esposa de ex diputado prófugo de la justicia, quienes agredieron a perredistas. Inclusive, aseveró que las pruebas y declaraciones presentadas en su denuncia los morenistas “son falsas”. "Josué Alvarado González, ex candidato a diputado federal por el distrito 23 y Saraí Zúñiga, esposa de Alejandro Robles, ex diputado y prófugo de la justicia acusado de robo, fueron quienes iniciaron las agresiones contra nosotros", argumentó.

Indicó que tras negarse a retirarse y luego de recibir un sinfín de insultos, “Saraí se fue directo contra mí y empezó a jalarme y golpearme hasta que unas compañeras me la quitaron de encima", se quejó Martínez.

Más artículos

Acusan a Mancera de ser candil de la calle y oscuridad de su casa
Urge mayor participación ciudadana en el presupuesto
Pretenden acercar a las mujeres de la CDMX a programas de la Sedesol