Miércoles 2 de agosto del 2017

Que es difícil eficientar la gestión pública y abatir la corrupción en la CDMX

Por Guillermo Pimentel Balderas

Busca Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), eficientar la gestión pública, abatir la corrupción, y ofrecer una plataforma que promueva de manera permanente la agilidad y eficacia de las distintas instancias de gobierno, manifestó el diputado Fernando Zárate Salgado.

El legislador del PVEM dijo que la crítica legislativa a las acciones de gobierno debe derivar en una iniciativa de ley o política pública; “de lo contrario, sólo se expresan discursos”, subrayó.

Al exponer en tribuna ante el pleno de la ALDF los motivos para la creación de esta norma –que fue aprobada-, indicó que resulta inadmisible que la capital del país se ubique como la entidad número 31 en materia de facilidades para la creación de empresas. Aseguró que la ciudadanía exige un marco jurídico claro y rutas de acceso transparentes, definidas y viables para llevar a cabo cualquier gestión ante las distintas autoridades de gobierno.

“Ése es el fin de esta ley, en cuyo diseño y discusión participaron también los diputados Eva Eloísa Lescas y Xavier López Adame del GPPVEM, así como legisladores de otros partidos representados en la ALDF y funcionarios de las Secretarías de Desarrollo Económico y de Gobierno, así la Consejería Jurídica del gobierno de la Ciudad”, explicó.

Fernando Zárate expuso que la mejora regulatoria permanente es un factor indispensable para que los ciudadanos cuenten con la certeza jurídica en distintos aspectos de su vida cotidiana, mientras que a nivel productivo tiende a impulsar y fortalecer el sector empresarial y el crecimiento económico, abatiendo los múltiples espacios de corrupción existentes y que implican un gasto adicional a la inversión.

En este sentido, expuso la conveniencia y necesidad de fomentar la crítica legislativa, la cual debe derivar necesariamente en iniciativas de ley concretas o la creación de políticas públicas que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. De no ser así, las ideas quedan sólo en un discurso político sin mayor trascendencia.

La Ley de Mejora Regulatoria de la Ciudad de México, que consta de 67 artículos y seis transitorios, obliga a los servidores públicos a desempeñarse con base en los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, transparencia, eficiencia y eficacia en la atención, recepción, substanciación, otorgamiento, resolución o prestación de trámites, servicios y demás actuaciones de similar naturaleza.

Para ello previene la aplicación de sanciones y establece mecanismos para la atención de quejas de los ciudadanos, además de que abre espacios para la participación de éstos en la toma de decisiones. Ordena, además, la creación de un Consejo de Mejora Regulatoria y Simplificación Administrativa de la Ciudad de México, que actuará como un órgano auxiliar para el análisis, consulta, coordinación y evaluación en materia de mejora regulatoria y simplificación administrativa.

Dicho Consejo estará integrado por el Jefe de Gobierno como presidente; el vicepresidente será el Oficial Mayor y como Integrantes Permanentes serán los titulares de las Secretarías de: Gobierno, Desarrollo Económico, Desarrollo Urbano y Vivienda, Medio Ambiente, Finanzas, Movilidad, Protección Civil, y de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales. También lo conformarán dos representantes de la sociedad civil y el sector empresarial, a invitación del Secretario Ejecutivo, a sugerencia del Consejo o de algún miembro de éste.

También crea la Manifestación de Impacto Regulatorio como un instrumento que garantice que los beneficios de las disposiciones jurídicas y administrativas de la Ciudad de México sean superiores a sus costos y que éstas representen la mejor alternativa para atender una problemática específica.

Ordena crear un Registro Electrónico de Trámites y Servicios de la Ciudad de México, como un sistema en el que se Inscribirán, validarán y difundirán los trámites y servicios que norman, aplican, operan o resuelven los Órganos de la Administración Pública.

De igual manera, considera la creación de un Programa Especial de Mejora Regulatoria como el instrumento de planeación del desarrollo en esta materia y para la simplificación administrativa de mediano plazo, que regirá las actividades de los órganos de la administración pública durante el periodo que comprenda su vigencia.

Para contribuir a la eficiencia administrativa, la Unidad de Mejora Regulatoria creará un Padrón de Usuarios Acreditados de la Ciudad de México, el cual permitirá la operación e interconexión informática de una base de datos, integrada por la información y documentación de los usuarios, con el objeto de simplificar la gestión y requerir en única ocasión la información necesaria para la solicitud de trámites y servicios ante la autoridad competente y para su posterior consulta por cualquier Órgano de la Administración Pública en trámites y servicios posteriores; al efecto.

A estos usuarios se les asignará una Clave Única de Identificación y contraseña, y se integrará un Expediente Electrónico de los mismos.

Más artículos

Acusan a Mancera de ser candil de la calle y oscuridad de su casa
Urge mayor participación ciudadana en el presupuesto
Pretenden acercar a las mujeres de la CDMX a programas de la Sedesol