Viernes 01 de septiembre del 2017

Piden instalar comedores comunitarios en cercanías de hospitales de la CDMX

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exhortará a la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad de México a que considere implementar comedores comunitarios en los alrededores de la red de hospitales públicos de la Ciudad de México, con el fin de apoyar a las personas con familiares que reciben atención médica.

La Diputada Elizabeth Mateos, presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, dijo que la medida contribuiría también a fortalecer, consolidar y ampliar los procesos de organización como una forma de garantizar el derecho a la alimentación, con alternativas accesibles para quienes más lo requieren en momentos difíciles, como es el mantenerse al tanto del cuidado de la salud de sus familiares.

Al presentar un Punto de Acuerdo que fue aprobado por unanimidad, y al que dio lectura en tribuna el diputado Raúl Flores, dijo que un eventual programa de comedores comunitarios en las cercanías de los 30 nosocomios públicos de la ciudad beneficiaría también a población abierta con dificultades económicas, pues el apoyo asistencial resultaría de gran ayuda.

La legisladora recordó que el gobierno capitalino tiene en operación los programas Aliméntate, Comedores Públicos, Comedores Comunitarios y la Pensión Alimentaria para Adultos Mayores que contribuyen al desarrollo de la seguridad nutricional, además que promueven el derecho universal a la alimentación.

Señaló que en la Ciudad de México existen más de 26 mil familias con inseguridad alimentaria severa y moderada, y mediante este tipo de programas se apoya a personas en situación de vulnerabilidad, como niñas y niños, mujeres jefas de familia, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, desempleados y en situación de calle, pero también a todos aquellos que soliciten el servicio.

La también vocera del Grupo Parlamentario del PRD en la ALDF destacó que la propuesta impactaría positivamente también entre quienes provienen de zonas de alta marginación y que viven en condiciones de pobreza y desigualdad, al brindarles una comida nutritiva y balanceada, con un costo de recuperación de 10 pesos, mientras su paciente recibe la atención y los cuidados médicos para restablecer su salud.

Más artículos

Acusan a Mancera de ser candil de la calle y oscuridad de su casa
Urge mayor participación ciudadana en el presupuesto
Pretenden acercar a las mujeres de la CDMX a programas de la Sedesol