Miércoles 27 de septiembre del 2017

Llaman morenistas a ALDF dejar flojera y trabajar en sede alterna

Por Guillermo Pimentel Balderas

En una conferencia de prensa al pie de la escalinata a la entrada de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), en el centro histórico de la Ciudad de México, diputados de Morena hicieron un llamado a los legisladores a trabajar en una sede alterna, ante el anuncio de que se reanudarían labores hasta el 2 de octubre.

Asimismo, los legisladores Néstor Núñez, Darío Carrasco, Juana María Juárez y Juan Jesús Briones, pidieron al Gobierno de la Ciudad de México y a la ALDF, se sumen al recorte de gastos; así como a las empresas beneficiadas -por esta administración local-, a donar por lo menos 50 por ciento de sus ganancias.

Con relación al primer punto, los diputados señalaron que en una carta enviada al presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, demandan que se reinicien las labores de inmediato en una sede alterna, porque la emergencia así lo exige.

Urgieron se busque otro lugar para sesionar, porque “no puede ser que la Asamblea esté desaparecida en estas horas de emergencia de nuestra ciudad”.

Los legisladores manifestaron su extrañeza de que se pretenda reiniciar labores hasta el 2 de octubre, “cuando hay tantos temas apremiantes que debemos discutir y resolver; cuando la ciudadanía no descansa, no duerme y no come, para hacer frente a la emergencia”, inquirieron.

“Necesitamos sobre todo un plan integral de reordenamiento urbano y de vivienda; una redefinición del fallido modelo que ha privilegiado los intereses de los grandes consorcios inmobiliarios”, consideraron. Agregaron que debe incluir este plan, un Programa de Reconstrucción de Vivienda en tres niveles: para los ciudadanos que han sufrido ya la pérdida de sus viviendas; para aquellos que están en riesgo de perderlas por daño grave; y también para los vecinos que siguen viviendo en zonas de alto riesgo, que no sufrieron daños o fueron en esta ocasión menores.

Deben donar ALDF, GCDMX y empresas beneficiadas En el otro punto, hicieron un llamado al gobierno de la ciudad a sumarse al recorte de gastos y a las empresas beneficiadas por esta administración a donar por lo menos 50 por ciento de sus ganancias.

Que empresas como ECOPARK y ECOBICI aporten al Fondo de Rescate de la Ciudad de México 70 y 50 % respectivamente de sus ganancias; que Autotraffic, operadora de las fotomultas, y todas las empresas inmobiliarias y constructoras beneficiadas con permisos de construcción en los últimos cinco años en las delegaciones afectadas, aporten también 50% de sus ganancias.

También, exigieron que la Asamblea Legislativa reduzca sus gastos en un mismo porcentaje en lo que resta de esta legislatura y apartar este recurso al Fondo de Rescate para atender a los miles de damnificados por el sismo del 19 de septiembre.

Exigieron al gobierno capitalino, que en su Presupuesto 2018, se incluya la cantidad suficiente para que este fondo pueda hacer frente a las contingencias de vivienda derivadas del sismo.

“El 19 de septiembre de 2017 es un llamado a la conciencia de todas las autoridades y representantes populares para que convirtamos este momento adverso en el primer paso para reordenar la ciudad como se debe, deslindando, desde luego, responsabilidades y llegando hasta donde tengamos que llegar”, puntualizaron.

Más artículos

Acusan a Mancera de ser candil de la calle y oscuridad de su casa
Urge mayor participación ciudadana en el presupuesto
Pretenden acercar a las mujeres de la CDMX a programas de la Sedesol