Miércoles 28 de junio del 2017

Lista la nueva norma ambiental para recolectar basura en la CDMX

La Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales que preside el diputado Arturo Álvarez Angli (PVEM), se reunió con la Secretaria del ramo de la Ciudad de México, Tanya Müller García, quien dio a conocer que a partir del 8 de julio se implementará en la capital la Nueva Norma Ambiental NADF-024 para separar y recolectar la basura.

El diputado Álvarez Angli dijo que el tema del manejo adecuado de residuos orgánicos e inorgánicos debería estar ya bien implementado desde el nivel básico de educación.

“Celebro que se implemente esta nueva norma y que en esta primera etapa no se sancione, porque creo que la ciudadanía tiene capacidad para asimilar una nueva forma de hacer las cosas, y más en el tema de la basura”, afirmó el diputado.

Consideró que, eventualmente, tendría que haber una segunda etapa de esta norma, en la que se implementen incentivos a quienes separen correctamente la basura, y que esto se convierta en un programa que en 5, 6 o 10 años permita tener una ciudad con cero residuos.

“Felicito y reconozco que hoy se implemente esta norma que buscará hacer un manejo cada vez más eficiente de los residuos y que, eventualmente, lleguemos a tener una ciudad que no necesite ningún relleno sanitario. Me parece que es la ruta adecuada y sin distingo de colores, ideologías partidistas o políticas, es el tipo de medidas que debemos acompañar, reconocer e impulsar”, mencionó.

Consideró importante que la Ciudad de México cuente con lugares exclusivos para recolectar residuos orgánicos que después se conviertan en composta para las plantas, como en otras partes del mundo. “Hay países donde toda la composta que se genera de la recolección de residuos orgánicos, es recibida por los ciudadanos y sirve de abono para plantas, y aquí en la Ciudad no existen lugares donde se pueda comprar tierra de calidad”.

Tanya Müller mencionó que una de las grandes problemáticas de la ciudad y del país es la del manejo de la basura generada de manera cotidiana, y los tiraderos a cielo abierto.

Añadió que todos los días la ciudad genera 13 mil toneladas de residuos, es decir, un equivalente a 650 trailers de 20 toneladas. En las delegaciones más habitadas o céntricas hay mayor generación de desechos en comparación con las delegaciones rurales, donde los residuos predominantes son orgánicos.

“El 50 por ciento de esta basura se genera en los hogares, por eso es importante la campaña de “Yo separo en cuatro”; otro 15 por ciento la producen los comercios, 15 por ciento servicios y 10 por ciento los mercados”, precisó.

El manejo responsable de la basura es corresponsabilidad del gobierno, el Legislativo, sector privado y ciudadanos. En la Ciudad de México habitan casi 9 millones de personas, existen delegaciones en las que sí se separa la basura, pero en otras, prevalece el hábito de no separación, e incluso, se deja en espacios públicos, pabellones o banquetas.

Puntualizó que uno de los objetivos de esta nueva Norma es reducir, reciclar y que las toneladas de basura que llegan al relleno sanitario disminuyan.

Por ello, destacó la importancia de aprender a separar la basura que, próximamente, se clasificará en cuatro grupos: orgánicos (restos de verduras, hortalizas, frutas, cascarón de huevo, restos de café y té, huesos y residuos de jardinería; hojarasca y ramas); inorgánicos reciclables (papel, cartón, plásticos, vidrio, metales, roja, textiles y envases tetrapack.

También, inorgánicos no reciclables (toallas sanitarias, curitas, unicel, bolsas de frituras, calzado, colillas de cigarro), y manejo especial voluminoso (televisores, computadoras, celulares, colchones, muebles rotos, refrigeradores y lavadoras).

Mencionó que en esta primera etapa no habrá sanciones porque “sabemos que es un proceso, gradual, cultural, de conciencia, ambiental y ese es el exhorto que se está haciendo”.

Para no crear nuevas rutas, la basura orgánica se recolectará como hasta ahora, los días martes, jueves y sábado; la inorgánica, lunes, miércoles, viernes y domingo, y la de manejo especial y voluminoso, en domingo.

Informó que a través de una aplicación gratuita que desarrollaron, los niños y jóvenes aprenderán a separar la basura de una forma muy dinámica.

La funcionaria mencionó que en coordinación con la Procuraduría Social del gobierno de la Ciudad de México, empresas, sector privado y universidades han dado capacitación y difusión sobre la nueva norma de recolección de los residuos en las unidades habitacionales, con el fin de lograr adecuada separación de basura.

Sobre los rellenos sanitarios, comentó que uno de los grandes objetivos, es que la Ciudad de México deje de enviar su basura a rellenos sanitarios fuera de su territorio. “Buscamos que en el momento en que separamos adecuadamente la basura para que se recicle y rehuse, la basura ya no llegue a los rellenos, a fin de reducir las toneladas de basura porque causan gases de efecto invernadero “.

Detalló que las llantas, consideradas como manejo especial y voluminoso, se recolectarán los domingos, porque se reciclan para hacer, por ejemplo, impermeabilizantes.

Respecto a los residuos peligrosos como medicinas caducas, señaló que ello es regulado por la SEMARNAT, instancia ante la cual las empresas presentan su plan de manejo de residuos.

Explicó que la Ciudad de México firmó un convenio con el Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos, A.C., (SINGREM), para que las farmacias aumenten el número de contenedores donde la población deposite medicamentos caducos.

Comentó que Santiago de Chile, Buenos Aires, Quito y Bogotá ya cuentan con una normatividad para la separación de residuos y con esta nueva Norma la Ciudad de México “tendrá un buen lugar en los compromisos ambientales a nivel internacional”.

Los beneficios más relevantes de esta nueva Norma, agregó, son que la separación de residuos inorgánicos reciclables y no reciclables permitirá reciclar una mayor cantidad de residuos; se crearán nuevos productos con el material reciclable, y disminuirá la cantidad de basura que llega a los rellenos sanitarios.

Además, en mediano plazo, la Ciudad de México tendrá biodigestores para la generación de energía a través de residuos orgánicos e inorgánicos no reciclables y se aprovechará la composta.

“Buscamos que con esta nueva separación el trabajo del servicio de limpia sea más ordenado y se obtengan beneficios ambientales y de salud para todos”, agregó.

El diputado Arturo Álvarez Angli preguntó que si la ciudad ya tiene cuantificadas las implicaciones que conlleva aplicar la nueva Norma, y qué harán para evitar que la sociedad se desanime y deje de separar la basura al ver que el recolector la mezcla. La funcionaria dijo que se está capacitando al personal de limpia de la ciudad para que éstos exhorten a los vecinos a separar correctamente los residuos.

Santiago Torreblanca Engell, diputado del PAN, pidió a Müller García buscar convenios con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y pequeños comerciantes para que las bolsas de los supermercados se unifiquen en colores verde, gris y rojo, a fin de que a los usuarios que las utilicen para la basura les sea más fácil separarla.

El legislador Juan Fernando Rubio Quiroz (PRD), consideró que el crecimiento alarmante y desordenado de las metrópolis genera graves problemas de residuos; por ello, “es importante aprovechar el material para producir algo más”, indicó.

Es relevante implementar esta nueva Norma en la Ciudad de México, ya que podría convertirse en una caja de resonancia y aplicarse en otros estados de la República.

Consideró necesaria la coordinación y participación de todos para garantizar el derecho constitucional a gozar de un medio ambiente sano. “Hago una invitación para que nos unamos y que en el último presupuesto que aprobaremos a partir de septiembre nos sumemos para que el medio ambiente tenga su justo lugar en la política nacional”, finalizó.

Más artículos

Truenan vecinos contra titular de Seduvi y lo desconocen como interlocutor
Insiste ALDF que sí hay arroz de plástico en la CEDA
Escenarios ante las impugnaciones a la Constitución Política de la Ciudad de México