Martes 27 de junio del 2017

Insiste ALDF que sí hay arroz de plástico en la CEDA

Por Guillermo Pimentel Balderas

A pesar de que ya dio un informe el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de la Sagarpa, la vicepresidenta de la Comisión de Atención, Orientación y Quejas Ciudadanas de la ALDF, Nury Delia Ruiz Ovando, exigió a esta dependencia y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), investigar y en su caso prohibir, la venta de arroz de plástico en la Central de Abasto (Ceda).

Aseguró la legisladora, que en la Central de Abasto hay clientes que afirman que los comerciantes compran muy barato el arroz chino de plástico, el cual revuelven con el arroz normal para bajar los costos.

Dijo que se tiene conocimiento de las denuncias de compradores que aseguran que está llegando al país varias toneladas de arroz chino, el cual está hecho de patatas dulces y plástico.

Criticó que las autoridades federales minimicen el problema y no alerten a la población sobre los riesgos de comprar y consumir este tipo de producto que resulta nocivo para la salud, mientras que en otros países como Nigeria ya se está prohibiendo, se sabe que en diciembre se incautaron dos y media toneladas de arroz falso, y en Colombia ya se emitió una alerta.

Detalló que el supuesto cereal es vendido en el mercado entre 8 y 14 pesos, mientras que normalmente el kilo cuesta en promedio 20 pesos.

Por tal motivo, exigió a las autoridades de Senasica y Cofepris, un mejor control de calidad de este tipo de productos que atentan contra la salud de los mexicanos.

Informó que el arroz chino de plástico se identifica porque no agarra el color de los condimentos y queda siempre blanco, no se dora y tiene un color poco transparente.

Sostuvo que en la Central de Abasto de la Ciudad de México, los comerciantes han comprado el arroz chino de plástico ya que sale muy barato y los mezclan con el arroz normal para obtener más ganancias y bajar sus costos. “El kilo de este polémico arroz cuesta solamente un peso a los mayoristas”, afirmó.

Llamó a las amas de casa a cuidar dónde compran el producto, pues de preferencia deben adquirirlo en establecimientos y no en tianguis provenientes de otros estados del país donde no les dan la garantía de que se trate de un producto de origen natural.

Recordó que en agosto de 2006, el gobierno de Estados Unidos reconoció que sus cargamentos de arroz, estaban contaminados con un transgénico, no apto para consumo humano que se salió de control en sus campos experimentales, sin que se pudiera cancelar la compra de arroz por parte de Japón y de los 25 países de la Unión Europea, provocando así el desplome del precio de este producto.

Mencionó que luego de estos escándalos, activistas de Greenpeace exigieron a las autoridades sanitarias informar la clase de arroz que entra a México, ya que nuestro país, es el principal comprador de arroz proveniente del país vecino.

Senasica dijo que es arroz natural En el pasado mes de mayo, personal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), informó a través de un boletín de la Sagarpa que investigó la procedencia y condición del arroz que se expende en la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México y comprobó que es natural, apto para el consumo humano.

Dijo que confirmó en laboratorio la pureza y origen del arroz que en las redes sociales se expone como presuntamente sintético. Aseguró que personal del organismo realizó un recorrido por la Ceda para obtener muestras del arroz, empaquetado y a granel, presuntamente sintético. Señala el boletín que la investigación arrojó que el producto analizado proviene de una importación que legalmente ingresa a México, procedente de California, Estados Unidos, que tiene la certificación de la autoridad sanitaria del país de origen.

Asimismo, en el punto de entrada, el cereal es verificado documental y físicamente por el personal de la Oficina de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) del Senasica, por lo que cumple con los Requisitos Fitosanitarios de Importación que establece la autoridad nacional para su ingreso al país.

Además, detalló que se trata de un arroz con cáscara (arroz palay), importado legalmente por la empresa arrocera del Bajío, del municipio de Cortazar, Guanajuato, que se encarga de pulir el arroz, empaquetarlo y distribuirlo.

Las muestras fueron enviadas al Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria (CNRF) del Senasica, instalaciones en las que se aplicaron las pruebas D175 – Luz Blanca con Lupa + estereoscopio y claves taxonómicas.

Las mencionadas pruebas demostraron que el ciento por ciento de las muestras colectadas tiene el “embrión” o la muesca característica del grano de origen vegetal, por lo que se puede afirmar que es natural.

El arroz presuntamente sintético resultó negativo a la presencia de polímero plástico y se demostró que es arroz (Oryza Sativa) de origen vegetal, por lo tanto no existe ningún riesgo para el consumo humano.

El organismo de la Sagarpa resaltó que de momento no se importa arroz de China, porque la condición sanitaria del producto de ese país no lo permite, y el cereal que importa México proviene en su mayoría de Estados Unidosca y el resto de países como Uruguay, Argentina, Tailandia y Vietnam.

Más artículos

Escenarios ante las impugnaciones a la Constitución Política de la Ciudad de México
Rechazan habitantes de la V. Carranza privatización del velódromo olímpico
Politiza Mancera defensa de la Línea 7 del Metrobús con perredistas