Martes 13 de junio del 2017

Desata pasiones políticas el delegado en Cuauhtémoc para hacerse notar

Por Guillermos Pimentel Balderas

Ricardo Monreal, delegado en la Cuauhtémoc, desató pasiones, pero políticas, entre la diputada del PRD, Francis Pirín, contra la dirigente de ambulantes Diana Sánchez Barrios para evaluar su gestión al frente de esta demarcación.

La legisladora perredista aseguro que solo ofreció su apoyo a los vecinos de la delegación, y preciso que la consulta vecinal no tiene tintes partidistas. “Ni mi partido ni yo la estamos organizando, simplemente como diputada decidí apoyar a los vecinos que se acercaron a mí y así lo solicitaron”, aclaró.

Insistió en que son los vecinos los que deben exponer los avances de la consulta, ya que son ellos los involucrados y más interesados en hacer este esfuerzo vecinal que pretende ser más que un ejercicio, apuntó.

Por su parte, Diana Sánchez Barrios, en conferencia de prensa, se solidarizó con Monreal en el sentido de solicitar al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) lleve a cabo la consulta ciudadana para que tenga legitimidad.

Acompañada por integrantes de comités vecinales de la delegación Cuauhtémoc, Diana Sánchez Barrios, en su carácter de coordinadora de la mesa directiva del consejo ciudadano de dicha delegación, rechazó la consulta que la diputada perredista Francis Pirín pretende realizar el domingo 18 de este mes para revocar el mandato de Ricardo Monreal.

Aseguró la hija de la priista Alejandra Barrios que detrás de esta evaluación hay un interés político, y acusó que Iztapalapa está metida en esta demanda, pues ni la perredista ni la gente que la sigue son de la Cuauhtémoc.

Adelantó la líder de vendedores ambulantes que entregará un oficio al IECM para pedir la consulta de revocación, y rechazó que ella pudiera aportar recursos para la misma.

Cabe señalar que la asambleísta del PRD anunció la semana pasada que financiará una consulta el domingo 18, donde distribuirán más de 120 mil boletas en las 33 colonias para avalar o rechazar la administración del morenista Ricardo Monreal.

Ya antes, Monreal había solicitado al Instituto Electoral capitalino (IEDF) realizar una consulta ciudadana para evaluar su gestión, el próximo 25 de junio.

Dijo en el documento Monreal: "Solicito se pueda expedir a los habitantes de la Ciudad de México con credencial de elector y domicilio en la Delegación Cuauhtémoc la convocatoria para participar en la consulta ciudadana sobre la aprobación o rechazo para que se continúe ejecutando en sus términos el programa de Gobierno que iniciamos el 1 de octubre de 2015".

La solicitud, con el número de oficio DCJ/0203/2017, fue recibida por la Oficialía de Partes del IEDF con el número 000453 y la basa en los artículos 4 fracción IV, 47, 48, 49, 50 y 51 de la Ley de Participación Ciudadana y 280 y 281 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales.

También, pide al IEDF hacerse cargo de los materiales, realización y evaluación de los resultados de la consulta. En tanto, la Delegación –apunta- se limitaría a facilitar los espacios públicos para que la consulta se lleve a cabo.

Más leña a la hoguera En otra información, en el mismo tenor, Raúl Flores, del PRD-DF, y los ex delegados en la Cuauhtémoc, Alejandro Fernández y José Luis Muñoz Soria, en un evento con vecinos de la colonia Obrera, satanizaron a Monreal al acusarlo de mal manejo del presupuesto. Coincidieron en asegurar que Monreal engaña a los ciudadanos al decir que el monto destinado a programas sociales para este año (2017), de 81 millones de pesos, es el más importante de los últimos años.

Lo llamaron mentiroso los ex, al refutar que cuando fueron jefes delegacionales el gasto público para dicho rubro alcanzó los 120 millones de pesos mensualmente.

Y, como si tuvieran la conciencia tranquila, Fernández y Muñoz Soria, señalan al zacatecano con índice de fuego, al afirmar que sus gobiernos perredistas, con un presupuesto de mil 923 millones de pesos en 2008, y de 2 mil 500 millones de pesos en 2014, atendieron a más de 30 mil beneficiarios (sic…).

Es decir, se destinaban 120 millones de pesos al mes y lo que diga Monreal que va a atender a 13 mil personas cuando entre 2016 y 2017 tuvo un presupuesto de 7 mil 100 millones de pesos, pues no es nada, puntualizaron.

Raúl Flores, en ese mismo evento, desgañitó que Ricardo Monreal ha utilizado su membrete como delegado para dedicarse a la grilla, en lugar de atender las necesidades de todos los habitantes de la Cuauhtémoc, que es mucho más que la Roma y la Condesa.

Más artículos

Que Mancera debe instalar mesas de diálogo con vecinos por obras de Metrobús en Reforma
Denuncian irregularidades en donación de terrenos federales cercanos al nuevo aeropuerto
Acusan de gandalla a Mancera y secuaces Luna, Romero y Betanzos