Jueves 28 de septiembre del 2017

Advierte Colegio de Ingenieros que se están haciendo peritajes de dudosa credibilidad y sobre las rodillas

*“Instituciones de peritos dictaminan sobre las rodillas”

*“La SEDUVI otorga acreditaciones a diestra y siniestra”

*“Impostores revisan escuelas y edificios sin tener capacidad”

*“El Gobierno de Mancera privilegia compadrazgo y corrompe”

Por Guillermo Pimentel Balderas

Contundente, el Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles, A. C. (CMIC), previene más desgracias debido a que no hay certeza suficiente de que se ha hecho una verificación acertada en escuelas, edificios y casas de la Ciudad de México, ya que existen evidencias de que se han realizado peritajes por personas no autorizadas.

Además de que esto también se presta a que personas que ostentan cargos a través de colegios (de estos profesionistas) no reconocidos, también le hagan el trabajo sucio a ciertas instituciones, como sucede con el Rebsamen, poniendo en riesgo a la población.

En conferencia de prensa, integrantes de esta institución que encabeza Florencio Hernández del Ángel, dieron a conocer pormenores sobre la forma cómo se debe realizar la revisión estructural de las edificaciones en la capital de la República.

Deducimos, dijo Hernández del Ángel, que hay muchos peritos que están dictaminando sobre las rodillas y no es posible. Se entiende que el Gobierno Federal y las instituciones tienen interés en que todo vuelva a la normalidad, pero en estas circunstancias es muy riesgoso por obvias razones.

Pese a eso, lamentó que la SEDUVI dio acreditación a 30 o 40 personas como Directores Responsables de Obra (DRO) o como corresponsables de obra, quienes pese a que sí cuentan con sus títulos de ingenieros y/o arquitectos, es posible que no cubran los requisitos que establece la ley para ser nombrado como tal, como es ser miembro de una organización colegiada, tomar diplomados, seminarios, cursos y presentar un examen ante el jurado de la Comisión de Admisión de Directores Responsables de Obra.

Denunció que desde el Gobierno de la Ciudad de México se han privilegiado el compadrazgo y la corrupción por encima de los intereses generales; por ello, es importante que la ciudadanía esté enterada y que no se deje sorprender por peritos que no están calificados ni autorizados para elaborar dictamen de seguridad estructural.

Mencionó que autoridades federales y locales han actuado de manera irresponsable al abrir planteles escolares con la sola elaboración de dictámenes preliminares.

"Esta decisión de la autoridad (como la SEP) no es la más acertada, de ninguna manera la compartimos", dijo Florencio Hernández pues explico que un estudio, aunque sea preliminar, se lleva varias horas, tanto en trabajo ocular en la construcción como de gabinete, donde se revisan planos y diversos permisos de construcción.

Consideró que en primer lugar las autoridades tendrían presentar públicamente un dictamen con todos los datos del personaje, las firmas y sellos, membrete y los registros que otorga la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) para saber si es válido o no ese peritaje.

Deben ser, agregó, dictaminarse por verdaderos peritos y no impostores para que la gente pueda estar confiada y tranquila de que los dictámenes son serios. Hay que hacer un estudio y análisis detallado y profundo de cualquier construcción, especificó.

“Los integrantes del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles, A.C., nos unimos a la pena de cientos de familias de la Ciudad de México y los estados de la República cuyos integrantes perdieron la vida en los sismos recientes, sobre todo del 19 de septiembre de este 2017, y nos solidarizamos con la situación en que se encuentran hoy miles de personas, cuyos hogares quedaron destruidos”, expuso.

Subrayó que la finalidad de esta reunión es en doble sentido. Primero, darles a conocer los puntos que nos preocupan una vez pasada la emergencia por los terremotos. La otra, destacar que desde el año pasado advertimos del riesgo que tienen los edificios de la Ciudad de México porque desde el Gobierno de la Ciudad de México se han privilegiado el compadrazgo y la corrupción por encima de los intereses generales, insistió.

“Quienes integramos el Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles creemos que este es el momento indicado para rehacer la ciudad de una forma segura, confiable y evitar que por probables acciones corruptas, un nuevo evento sísmico como el del 19 de septiembre nos vuelva a poner en una situación similar.

Estamos preocupados porque existen evidencias de que las cosas no se estarían realizando de la mejor forma posible. Ya el lunes una asociación de ingenieros puso la alerta en los planteles educativos.

En varios puntos estamos totalmente de acuerdo pero ampliaría esto incluso a los departamentos en condominio, sobre todo a los desarrollos habitacionales verticales y a todas las construcciones de tipo habitacional, comercial y mixto”, indicó.

A modo de advertencia, Florencio Hernández expuso: “Señoras y señores representantes de los medios de comunicación, queremos decirles que no se puede hacer un estudio a la ligera, sea en el caso de las escuelas porque hay estudiantes jóvenes y niños o en los demás que nos referimos arriba. Efectivamente, al parecer los dictámenes que se están elaborando incumplen con los requisitos legales para ser tomados como buenos”.

Añadió el profesionista que les preocupan los desarrollos habitacionales verticales como los que se encuentran en Santa Fe, Polanco y la colonia Del Valle porque tienen un sinnúmero de departamentos y una altitud que rebasa la altura estándar.

“Repetimos: Nadie más tiene la facultad para emitir un dictamen salvo que cuente con la autorización y/o carnet que da la SEDUVI.

Y para que esta Secretaría pueda autorizar a un director responsable de obra o corresponsable, es requisito sine qua non que pertenezcan a un colegio de ingenieros civiles o de arquitectos o al colegio de Ingenieros Civiles Militares o algún colegio con el carácter de técnico”.

Advirtió que se debe tener mucho cuidado con esos dictámenes se andan emitiendo personas que carecen de este perfil y no cuentan con los requisitos obligatorios. “Sólo comento sobre un peritaje de la Biblioteca Nacional de la UNAM que anda circulando en redes sociales, del ingeniero Tito Gregorio Wilchis Barbosa, quien es ingeniero civil, pero eso no basta, sino que debe cumplir con los requisitos que mencioné”.

En forma muy seria, el presidente del CMIC ofreció ayuda por su Facebook y Twitter para que la gente acuda y enviar gratuitamente a un perito o bien la lista de los peritos que tienen; “es necesario que quien requiera un peritaje lo solicite y nuestros peritos acudan a realizarlo”, acotó.

Aseguró que todos están trabajando en pro de la ciudadanía, y que ellos no hacen distingos y no cobran un solo centavo. “Lo hacemos humana y solidariamente en apoyo a la ciudadanía, para nuestros capitalinos”, remarcó.

Recordó que hace un año, dieron a conocer que había muchos edificios en riesgo porque la SEDUVI y en especial un funcionario llamado Renato Berrón, entregaron carnets a integrantes de un grupo que se hizo pasar como dirigentes de nuestra asociación.

“En el Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles estamos seriamente preocupados porque entre los años 2011 y 2015 el ingeniero Francisco Gregorio López Rivas usurpó la presidencia del Colegio y en contubernio con las autoridades de la SEDUVI de la CDMX se otorgaron entre 30 y 40 registros de Directores Responsables de Obra (DRO) y corresponsables de las distintas áreas y desconocemos bajo qué circunstancias.

No obstante existir la demanda DC-426/2014 y la sentencia de los tribunales donde se declaró la nulidad de la asamblea donde usurparon la dirigencia, Renato Berrón Ruiz, titular del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México, así como el arquitecto Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, titular de la SEDUVI, reconocieron como presidente del Colegio a Francisco Gregorio López Rivas y otorgaron registros de DRO.

A raíz de los acontecimientos tristes que estamos sufriendo en estos días estamos preocupados porque no sabemos si estas personas que fueron acreditadas como DRO y como corresponsables de obra, efectivamente están capacitadas para emitir un dictamen de seguridad estructural.

Por esto, le preguntamos al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera que públicamente nos explique en qué situación se encuentran las personas que en su momento denunciamos. Le solicitamos atentamente que informe a la sociedad qué pasa con estos peritos autorizados en estas condiciones.

López Rivas ni siquiera pertenece al Colegio. Fue a un notario del Estado de México y falsificó todo y se hizo pasar como presidente nombrando al vicepresidente y demás integrantes del Consejo Directivo y ese documento lo presentó a la SEDUVI. Ese instrumento notarial debía estar registrado ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la Ciudad de México y además reconocido por la Dirección General de Profesiones de la SEP, cosa que nunca sucedió porque López Rivas estaba usurpando la presidencia del Colegio.

Pese a eso, la SEDUVI dio acreditación a 30 o 40 personas como DRO o como corresponsables de obra, quienes pese a que sí cuentan con sus títulos de ingenieros y/o arquitectos, es posible que no cubran los requisitos que establece la ley para ser nombrado DRO o corresponsable de obra, como es ser miembro de una organización colegiada, tomar diplomados, seminarios, cursos y presentar un examen ante el jurado de la Comisión de Admisión de Directores Responsables de Obra”, denuncio muy molesto Hernández del Ángel.

Más artículos

Acusan a Mancera de ser candil de la calle y oscuridad de su casa
Urge mayor participación ciudadana en el presupuesto
Pretenden acercar a las mujeres de la CDMX a programas de la Sedesol