Viernes 16 de marzo del 2018

Que desechar el PGDU significaría tirar a la basura 15.6 mdp

Las observaciones realizadas al Programa General de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México deben subsanarse por el Ejecutivo, porque desecharlo significaría tirar a la basura 15.6 millones de pesos invertidos en las consultas públicas llevadas a cabo en las 16 delegaciones, advirtió la presidenta de la Comisión de Vivienda de la ALDF, Dunia Ludlow.

“Es importante que respetemos el trabajo que hicieron los 3 mil ciudadanos que estuvieron en el Conduse (Consejo de Desarrollo Urbano Sustentable), que respetemos el trabajo de los académicos y especialistas que trabajaron en este planteamiento y en vez de pensar en desecharlo, regresémoslo con observaciones para que tengan la oportunidad de fortalecer el programa y que subsanen los puntos que son importantes”, dijo.

Al fijar su posicionamiento durante la reunión de Comisiones Unidas de Desarrollo e Infraestructura Urbana y de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático; la legisladora señaló que los diputados quieren mandar un mensaje de que no van a transitar el documento, si no se subsanan las observaciones planteadas.

Subrayó que lo que se busca es corregir la falta de consulta a los Pueblos y Barrios Originarios y que el PGDU integre conceptos importantes como el Desarrollo Metropolitano, la conservación del Patrimonio Cultural e Histórico, la regulación de aplicaciones de hospedaje y el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s), el tratamiento del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y la armonización con otras legislaciones.

Ludlow Deloya urgió a la Secretaría de Medio Ambiente a actualizar de inmediato el Programa General de Ordenamiento Ecológico (PGOE), pues es necesario contar con este instrumento actualizado para construir una visión urbana acorde a estos tiempos, ya que no pueden analizarse por separado el suelo de conservación y el suelo urbano.

“La Ciudad es un sistema y no podemos seguir en esta lógica de crecimiento de ocurrencias a partir de sistemas de actuación por cooperación y demás. El sismo del 19 de septiembre nos movió a todos y la manera en que está creciendo la Ciudad y en ese sentido la propuesta que se está planteando sí tiene que estar actualizada en este tema de resiliencia y cómo vamos a crecer según los nuevos estudios de mecánica de suelo”, agregó.

Sobre la armonización con otras legislaciones, la priista precisó que no se tomó en cuenta la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, toda vez que ésta fue aprobada después de que se presentó la propuesta de PGDU, pero no por ello, debe olvidarse la homologación de la normatividad local con la general.