Viernes 16 de marzo del 2018

Juran que enriquecerán el Programa General de Desarrollo Urbano 2016-2030

El Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó regresar al Gobierno de la Ciudad de México la iniciativa con proyecto de decreto para expedir el Programa General de Desarrollo Urbano (PGDU) 2016-2030. Con la finalidad de que el Ejecutivo local enriquezca la propuesta y se garantice una mejor calidad de vida para quienes habitan la ciudad, siguiendo los principios de equidad, inclusión social y sustentabilidad ambiental.

La decisión de retornar la iniciativa derivó de amplias reuniones de trabajo de los diputados con la sociedad civil, especialistas en la materia, universidades, organizaciones vecinales, así como integrantes de los pueblos y barrios originarios. En dichas mesas de trabajo se definieron alternativas para el mejoramiento del desarrollo urbano en el mediano y largo plazo y que deben ser integradas en el PGDU.

En la sesión de apertura del Segundo Periodo del Tercer Año de Ejercicio, la diputada Margarita Martínez Fisher, a nombre de las comisiones unidas de Desarrollo e Infraestructura Urbana y de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático, argumentó que después de amplias discusiones en el órgano parlamentario, recepción de opiniones de diversos sectores de la sociedad y mesas de trabajo se tomó la decisión de devolver el documento al Gobierno de la Ciudad con observaciones propositivas.

“Las comisiones planteamos regresar al Gobierno de la Ciudad un dictamen con propuestas. Somos propositivos con un modelo alterno que sea razonable al desarrollo urbano. No estamos diciendo no; estamos diciendo cómo sí queremos un desarrollo en la Ciudad y que sea transitorio, que haya un mejoramiento sensible y efectivo para los ciudadanos. Lo que pretendemos es generar un modelo alterno responsable, pues aspiramos a una Ciudad sustentable que dé mejor calidad de vida a las familias”.

La diputada del Grupo Parlamentario del PAN explicó que, en aras de fortalecer la iniciativa, la Asamblea Legislativa abrió audiencias, “puedo asegurar que no hubo ningún actor de esta ciudad que haya sido excluido”.

En la elaboración del dictamen –discutido este jueves en la sesión ordinaria-, las comisiones unidas tomaron opinión, en mesas de trabajo y audiencias públicas, de diversos sectores de la sociedad; se elaboró un estudio técnico jurídico a la Iniciativa del Programa General de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México, con la finalidad de fortalecer las propuestas de soluciones o de cómo hacer frente a los problemas de agua, pérdida de áreas verdes en suelo urbano y en suelo de conservación, así como la homologación de zonificaciones o áreas de gestión ambiental.

De igual manera, en el estudio integrado por las diputadas y los diputados se considera que la elaboración de un nuevo Programa General de Desarrollo Urbano representa una oportunidad para replantear el régimen urbano normativo de las áreas de conservación patrimonial y el patrimonio cultural urbano.

De acuerdo con el documento elaborado en las comisiones y aprobado por el Pleno de la ALDF se establece que el equipamiento urbano es otro de los temas que debe ser considerados como condiciones por sí misma de la transformación de la ciudad hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable y resiliente.

Lo anterior debido a que el Programa General de Desarrollo Urbano es un instrumento urbano proactivo para sustentar las acciones de gobierno en materia de vivienda social y es una herramienta para que los sectores desfavorecidos accedan a la vivienda.

El Programa de Desarrollo Urbano, uno de los temas importantes para la VII Legislatura

Al hacer un posicionamiento con relación al dictamen, el diputado de Morena, David Cervantes Peredo, destacó que el Programa de Desarrollo Urbano es uno de los temas más importantes para la VII Legislatura, así como de la agenda de discusión de los órganos de Gobierno de la ciudad, situación por la que los legisladores han realizado un conjunto de iniciativas, foros e investigaciones para discutir un conjunto de medidas transitorias y una nueva planeación de desarrollo distinta a la que se encuentra en la ley vigente.

En ese sentido, el legislador propuso discutir las medidas que se deben adoptar, a fin de que el programa vigente continúe y el trabajo de análisis e investigación que la VII Legislatura ha realizado se deje al nuevo Congreso de la Ciudad de México para que ellos realicen un proyecto integral, con una perspectiva en materia de derechos humanos y un nuevo ordenamiento territorial.

A nombre de la Fracción Parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México, el diputado Fernando Zárate Salgado, manifestó que ellos están en favor de regresar al Gobierno de la Ciudad de México el dictamen, pero con las observaciones pertinentes.

Consideró que se requiere mejorar la coordinación entre los programas de ordenamiento ecológico, que en este momento está en planeación; el de asentamientos humanos federal y lo correspondiente a la Ley de cambio climático y sus estrategias para minimizar los impactos ambientales.

Al hacer uso de la voz, la diputada del PRI, Dunia Ludlow Deloya destacó la obligación que tienen los asambleístas de hacer valer el marco normativo que los rige y la importancia de tener presente que la Ciudad de México, “no puede seguir creciendo a través de ocurrencias”.

Asimismo, aseguró estar de acuerdo con el diagnóstico y trabajo realizado en la materia y la necesidad de contar con ordenamientos actualizados en materia de desarrollo urbano, vivienda y medio ambiente.

El diputado del partido Morena José Alfonso Suárez Del Real y Aguilera señaló que su fracción parlamentaria respeta el trabajo de las Comisiones en el sentido de proponer observaciones; pero anunció su oposición al proyecto de iniciativa del Programa General de Desarrollo Urbano.