Lunes 12 de marzo del 2018

Generar políticas públicas que garanticen derecho al abasto de agua en la CDMX

La diputada Margarita Cuata Domínguez apuntó que ante el desabasto de agua en varias delegaciones de la Ciudad de México, es necesario generar políticas públicas y proteger los derechos de los habitantes, sin distinción de género, por tratarse de una cuestión de orden público e interés social.

Por ello, promueve un punto de acuerdo para exhortar a los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente; al jefe de Gobierno de Ciudad de México; al encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, y a los responsables de la Comisión Nacional del Agua y del Sistema de Aguas de la capital del país, a que “de manera conjunta realicen acciones para preservar y garantizar el derecho al agua de los habitantes”.

Asimismo, para que el jefe de Gobierno capitalino, y los titulares de la Comisión Nacional del Agua y del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, de forma coordinada, diseñen una estrategia para mejorar el servicio de suministro del líquido vital en las 16 delegaciones.

En la propuesta, turnada a la Comisión de la Ciudad de México para dictamen, la legisladora refirió los problemas de desabasto que han sufrido millones de familias de diversas demarcaciones desde hace varias semanas, a causa de tomas clandestinas, problemas en pozos, manipulación de válvulas y vandalismo, como el robo de cables, y que provocaron fallas en el suministro en colonias que antes no las padecían.

“Lo cierto es que continúa el desabasto de agua en varias demarcaciones de la ciudad y debemos tomar medidas en consecuencia”, sostuvo.

La secretaria de la Comisión de Competitividad afirmó que no puede pasar inadvertido que mujeres de la delegación Iztapalapa, hace algunos días, acudieron con sus cubetas vacías a las oficinas del Sistema de Aguas de Ciudad de México para exigir se instrumente un plan hídrico para mitigar la sed que padece esa zona desde hace muchos años.

De igual manera, no se pueden soslayar sus quejas por no contar con el vital líquido para cubrir las necesidades básicas de sus familias; sobre todo porque el abasto de agua se tutela en el artículo 4 constitucional, al establecer que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento del líquido para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

Además, señala, el “Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines”, refirió.

La diputada indicó que no se deben olvidar las previsiones del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua de la UNAM (Pumagua), al estimar que la Ciudad de México podría quedarse sin agua en el 2048.

Por ello, es necesario realizar de manera conjunta acciones que coadyuven a preservar y garantizar el derecho al agua de los habitantes de la Ciudad de México y mejorar el servicio.