Miércoles 07 de marzo del 2018

Con paro de actividades, mujeres de la CDMX exigirán freno a violencia y desigualdad

La diputada de Morena en la Asamblea Legislativa, Beatriz Rojas Martínez, manifestó que para este 8 de marzo, la mejor acción afirmativa del gobierno de Mancera, sería reconocer la Violencia Feminicida que vivimos en la ciudad y emitir la Alerta de Violencia de Género para salvaguardar la vida de las capitalinas.

Ante un mundo desigual, que violenta y mata a las mujeres, ¿Qué pasaría si entonces las mujeres dejan de hacer sus actividades cotidianas y de cumplir sus responsabilidades?, cuestionó. Eso es lo que pasará este jueves 8 de marzo, las mujeres paramos mundialmente, para demostrar que, sin nosotras, la ciudad, el país y el mundo, no avanza, sentenció y agregó que:

“Si nuestras vidas no valen, si nuestro trabajo no es reconocido, entonces; produzcan sin nosotras”, esta es la postura internacional que las mujeres tienen para este 8 de marzo, ante el año más violento contra las mujeres que enfrentamos en 2017.

La legisladora de Morena explicó que el día internacional de la mujer no garantiza igualdad. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró el Día Internacional de la Mujer en 1975, con el fin de concientizar sobre la importancia de avanzar hacia la igualdad entre mujeres y hombres y empoderar a las mujeres en todo el mundo, principalmente en temas de derechos laborales.

Lamentablemente, agregó, la situación para las mujeres en el país y nuestra ciudad se agrava cada vez más en los diferentes ámbitos. Las desigualdades históricas y culturales que generan esta opresión y discriminación, no se reducen por falta de instituciones responsables y por carencia de políticas públicas en materia y con verdadera perspectiva de género, manifestó Beatriz Rojas Martínez.

Quien señaló que, de acuerdo al último reporte de género de 2017, realizado por el Foro Económico Mundial, México se posiciona en el quinto país con la peor brecha de género en América Latina; es decir, estamos mal calificados en participación y oportunidades económicas, acceso educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político, lamentó.

Basta con mencionar, agregó, que en nuestro país en el sector privado, una mujer gana hasta 40 por ciento menos de lo que gana un hombre, por el mismo empleo. Es así que, en el ranking global, México se posicionó en el lugar 81, un retroceso del puesto 75, que antes teníamos, informó.

La situación empeora, aseguró la diputada de Morena, en la participación económica y de oportunidades, pues antes ocupábamos el puesto 98 y hoy hemos caído hasta el 124. Además, puntualizó, las mujeres ocupan 60 por ciento de los trabajos informales en los que no se cuenta con ningún beneficio ni servicios de salud.

Por otra parte, añadió Rojas Martínez, las mujeres destinan más del 70 por ciento de sus ganancias a la comunidad y su familia, mientras que, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, los hombres sólo destinan entre el 30 y 40 por ciento para este fin. Y las mujeres sólo representan el 16 por ciento del sector empresarial del país, según el INEGI.

De acuerdo con datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), precisó la legisladora, las mujeres tienen mayores tasas de graduación de educación universitaria que los hombres: 21 por ciento comparado con 18 por ciento de los hombres y concluyen la universidad con mejores calificaciones que ellos, pero antes de cumplir 30 años ganarán 10 por ciento menos, además de que se tiene una participación de una mujer por cada 10 hombres en puestos directivos.

El 24.5 por ciento de las mujeres trabajan sólo medio tiempo, debido a que además llevan a cabo dobles jornadas de trabajo en el hogar y el cuidado de enfermos, mientras que sólo 8.2 por ciento de los hombres trabajan bajo esta modalidad, pues en ellos no se exige el trabajo en el hogar o en la industria del cuidado, manifestó la diputada.

En cuanto al derecho a la salud, agregó Rojas Martínez, basta con decir que en México, sólo 15 por ciento de los casos de cáncer de mama se diagnostican en fases tempranas y un diagnostico a tiempo podría salvar la vida de hasta 95 por ciento de las afectadas.

Refiriéndonos al Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, el panorama es desalentador, lamentó la legisladora, pues en nuestro país según al Atlas de Género, 70 por ciento de las mujeres mayores de 12 años de edad han sufrido o sufrirán violencia física en algún momento de su vida.

El Observatorio Nacional de Feminicidios afirma que de 2017 a 2018, ya son 8 las mexicanas asesinadas diariamente, es decir 240 cada mes, más de 2 mil 800 en un año y sólo 25 por ciento de los casos son investigados como feminicidios, denunció.

Rojas Martínez puntualizó que en la Ciudad de México, del año 2012 hasta la fecha, se han abierto 237 carpetas de investigación por feminicidio, de las 576 mujeres asesinadas violentamente en la ciudad, lo que corresponde sólo a 36 por ciento del total de los asesinatos de mujeres registrados en la capital del país.

Para el 2016, recordó, ubicamos 74 feminicidios, mientras que los reconocidos por PGJ-CDMX para el periodo enero-septiembre sólo fueron 38. Lo que quiere decir que más del 60 por ciento quedan en la impunidad.

Y en sólo un año se reportaron extraviadas o ausentes a 2 mil 494 mujeres, de las cuales no se ha localizado el 26 por ciento, es decir, a 644 capitalinas, cuando sabemos que las mujeres desaparecidas son la antesala del feminicidio, expresó la legisladora.

Este 8 de marzo, concluyó Rojas Martínez, no sólo se trata de conmemorar, sino de alzar la voz y exigir una vida más justa, más solidaría y libre de violencias. Es imperante implementar campañas de empoderamiento y respeto a las mujeres.