Lunes 05 de marzo del 2018

Acusan a Xochitl Gálvez de autorizar obra irregular en Lomas de Virreyes

Vecinos acordaron exigir a la jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, detener la edificación de un colegio en Corregidores 1419, colonia Lomas de Virreyes, porque “viola flagrantemente el uso del suelo, colapsaría el tránsito en la zona y es un negocio de una constructora ilegal”.

Durante una reunión vecinal informativa en la misma calle de Corregidores, a la que asistieron más de 60 colonos y su representante legal, el abogado Paulino Olavarrieta Uralde, denunciaron que se ha rehabilitado un viejo proyecto para construir una escuela, al amparo de la delegación Miguel Hidalgo, en una zona de carácter estrictamente habitacional.

El abogado detalló que el uso de suelo en la zona es unifamiliar y ahora se pretende validar una ilegalidad al intentar darle un uso escolar, lo cual es irregular porque aunque hubiera tenido esa denominación ya transcurrieron más de nueva años sin uso ni validación y cualquier edificación que se construya tiene que respetar el Programa Parcial de Desarrollo Urbano (PPDU) vigente.

El abogado mostró el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo con el folio 7114-181SAJO11, expedido en febrero de 2011, sujeto en el Reglamento de la Ley de Desarrollo Urbano y suscrito por el ingeniero Luis Arturo Rodríguez López como certificador, donde muestra que la Tabla de Usos del Suelo del PPDU “Lomas de Virreyes” es de uso “Habitacional Unifamiliar”, es decir, puede haber vivienda, embajadas (residencia del embajador y no una representación oficial internacional), y parques, por ejemplo.

Además de que señala que el predio en la calle de Corregidores 1419 en la colonia Lomas de Virreyes, con el número de cuenta predial 035-258-02-000-3, en la delegación Miguel Hidalgo, pertenece a un uso de suelo unifamiliar.

“Tenemos un inmueble de 850 metros donde pretenden meter, en principio, dicen, unos 250 alumnos, lo que colapsaría la vialidad en la zona, ya que generaría tráfico con la coincidencia de al menos 300 automóviles en horas pico, considerando padres de familia que van a dejar a sus hijos, profesores y personal de apoyo en la escuela”, alertaron los vecinos.

Estimaron que esta cantidad de autos requiere unos 2.5 kilómetros de vialidad para estacionarse, por lo que no hay condiciones en el lugar para ello, construir una escuela impactaría la calidad de vida de los habitantes de la colonia, colapsaría el tránsito y vulneraría la tranquilidad de los vecinos”, consideró el abogado.

El representante legal denunció que la obra pertenece a una inmobiliaria denominada “Corregidores 1419 S.C.”, un “modus operandi común de las inmobiliarias que levantan desarrollos de manera irregular, usan el mismo nombre de la calle para crear una empresa y terminando la dan de baja", denunció.

El abogado relató que la obra se intentó edificar durante varias administraciones, pero fue clausurada en los gobiernos de Víctor Romo, Demetrio Sodi y Gabriela Cuevas, pero ahora Xóchitl Gálvez “dice que tuvo que autorizar su edificación, pero no ha mostrado ninguna prueba de ello”.

“Lo más sospechoso, expresó un vecino, es que encontramos camiones de la delegación portando material de la obra, incluso se fotografiaron y cuando detuvimos a un chofer de uno de los vehículos, llegó una patrulla y se lo llevó”.

Después la delegada Xóchitl Gálvez declaró que los camiones habían sido robados, pero no mostró nada que lo acredite, “por lo que exigimos se habrá una investigación para deslindar responsabilidades”.

El abogado Olavarrieta señaló que la delegada Gálvez les dijo desde diciembre que recibió una notificación de un tribunal colegiado de circuito en el que se le ordena que levante la clausura.

Sin embargo, los vecinos revelaron que le pidieron a la delegada que mostrara la resolución y “nos respondió que no la tenía a la mano, por lo que no conocemos ese resolutivo y tampoco los términos en lo que fue comunicado”, lamentaron.

Los vecinos denunciaron que la obra sigue en proceso, pero consideraron que alguien no está diciendo la verdad, por lo que los 60 vecinos que desde hace 10 años se han opuesto a esta edificación, iniciarán una “serie de acciones legales para evitar que se siga construyendo de manera ilegal”, anunciaron.

El abogado resaltó que la orden no puede provenir de un tribunal colegiado de circuito, toda vez que son violaciones a disposición reglamentarias locales de la delegación Miguel Hidalgo.

La vecina Regina del Pozo Sotomayor explicó que los vecinos interpusieron amparos y denuncias ante diferentes instancias del gobierno de la CDMX como la Consejería Jurídica del Distrito Federal, en la Secretaría de Medio Ambiente, en la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX, y en la Secretaría de Educación Pública para que no se abra este colegio.

Recordó que la primera clausura fue desde 2009 y continuaron hasta el gobierno de Víctor Romo, pero ahora la delegada Xóchitl Gálvez otorgó un permiso para remodelación y ampliación.

Finalmente, del Pozo Sotomayor llamó a Xóchitl Gálvez a que se ponga del lado de los vecinos y “cumpla su promesa de que ese predio no abriría como un colegio”.