Miércoles 31 de enero del 2018

Policías interceptan a estudiantes en accesos a Metro por supuesto “operativo”

Por Guillermo Pimentel Balderas

Con el pretexto de que se trata de un “operativo de seguridad” elementos de la Secretaria de Seguridad Pública del gobierno capitalino, interceptan a jóvenes, principalmente estudiantes, en los accesos al Sistema de Transporte Colectivo Metro, para revisarles las mochilas. Quien se opone, entonces es “detenido” por sospechoso.

De esto, no han sido pocas las denuncias que han realizado respecto de la forma en la que el Gobierno de la Ciudad de México, durante la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, ha generado un clima de persecución y criminalización de las juventudes.

El gobierno capitalino, no acepta que el aumento de la violencia y la operación del crimen organizado presentan retos particulares para este sector poblacional, denunciaron diputadlos de Morena en la ALDF.

Por tal razón, demandaron parara la criminalización de jóvenes en la CDMX de México. Además, exigieron a Mancera dar a conocer las bitácoras de los policías, el intercambio de información entre los uniformados y sus superiores, así como las comunicaciones con las autoridades mexiquenses, sobre en el caso del joven universitario Marco Antonio Sánchez.

En conferencia de prensa, César Cravioto, coordinador de los legisladores en la Asamblea, acompañado del grupo parlamentario de Morena, reprobó la nula aplicación de protocolos de actuación por parte de la policía capitalina.

Al abordar el caso de Marco Antonio Sánchez, estudiante de la Preparatoria 8 que fue golpeado y detenido por elementos de la policía capitalina, Cravioto sostuvo que, a pesar de que el joven preparatoriano fue encontrado la noche de ayer, en el Estado de México, aún no queda claro qué sucedió después de que los policías lo detuvieron.

Por ello y para esclarecer los hechos, exigió al gobierno de Mancera, dar a conocer las bitácoras de los policías, el intercambio de comunicación que hubo entre éstos y sus superiores, así como las comunicaciones entre las autoridades capitalinas y las mexiquenses.

Dicha información, señaló Cravioto Romero, debe ser pública, así como también, la sanción a la que serán acreedores los policías que golpearon al joven. Es importante también, agregó, que Mancera informe qué sucedió con las cámaras de seguridad que debieron grabar el momento de la detención, pues la ciudad paga cantidades elevadas a empresas privadas para tener cámaras que den cuenta de lo que acontece en las calles de la capital.

Cravioto Romero solicitó, además, que la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad rinda un informe detallado acerca del número de casos en los que ha existido abuso por parte de las autoridades, así como las respectivas sanciones impuestas a los elementos de seguridad.

Lo anterior porque la detención arbitraria de Marco Antonio no ha sido el único caso de violencia hacia los jóvenes capitalinos. “Desde hace tres años Morena ha solicitado la liberación de jóvenes que fueron encarcelados por el sólo hecho de manifestar sus ideas”, expuso.

Y acusó al Gobierno de la Ciudad, de ser quien detuvo la Ley de Amnistía que propuso Morena en la Asamblea Legislativa.

“De Marco Antonio no nos vamos a olvidar, solicitaremos a la Comisión de Derechos Humanos local que exija lo mismo al gobierno de Mancera: conocer los protocolos que emplearon los policías, la comunicación entre éstos y sus superiores, ver sus bitácoras, y saber cuál fue la comunicación entre las autoridades capitalinas y las mexiquenses”, concluyó César Cravioto.

Al respecto, la vicecoordinadora de Morena en la Asamblea, Beatriz Rojas Martínez, lamentó que las autoridades capitalinas criminalicen y violenten a los jóvenes, ahora resulta que además de cuidarnos de los criminales, también debemos cuidarnos de los policías, quienes ya actúan como delincuentes, concluyó.

La bancada de Morena calificó de inaceptable la actitud negligente de las autoridades para con la familia de Marco Antonio, sobre todo bajo el entendido de que las primeras horas en la desaparición de un menor son cruciales para su hallazgo. Es inaceptable, reiteraron, que las autoridades se conviertan en copartícipes al tipificar el delito como secuestro y brinden protección a los policías que, haciendo uso de fuerza excesiva y sin motivo alguno, participaran en una posible desaparición forzada.

El grupo parlamentario de Morena hizo un llamado a todas las autoridades para que este delito no quede impune y se sancione a los responsables conforme a la ley, en el entendido de que en una ciudad de derechos y libertades, la niñez y las juventudes deben recibir la protección máxima de todos sus derechos, especialmente a la vida, a la libertad y a la salud.

A la rueda informativa asistieron los diputados Flor Ivone Morales, Olivia Gómez, Felipe de la Cruz, Paulo César Martínez, Raymundo Martínez Vite y Víctor Hugo Romo.