Martes 30 de enero del 2018

Exigen en el Senado a Mancera que aclare la desaparición forzada de Marco Antonio

Seis días después que fue reportado como desaparecido y tras una intensa protesta en las redes sociales y en el Ángel de la Independencia, las autoridades capitalinas informaron que el joven Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, finalmente fue localizado con vida en el Estado de México, pero no aclararon la suma de dudas y de irregularidades que se relacionan con este caso que tiene todos los agravantes de desaparición forzada.

Hasta ahora, dijo contundente la senadora Dolores Padierna Luna, ni la Secretaría de Seguridad Pública ni el jefe de Gobierno de la Ciudad de México nos han dicho por qué el menor fue detenido, golpeado, esposado y llevado en una patrulla, en las inmediaciones del metro El Rosario, el pasado 23 de enero. Tampoco han dicho por qué lo liberaron posteriormente sin avisar a sus padres y por qué se les impidió a ellos levantar una denuncia por desaparición forzada.

Añadió que poco antes de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, confirmara este domingo 28 de enero que habían localizado con vida a Marco Antonio aturdido, desorientado y en shock.

“Las autoridades del municipio de Melchor Ocampo en el Estado de México divulgaron el domingo una fotografía del menor, violando sus derechos y los protocolos de seguridad. No informaron por qué no avisaron a los padres del menor, a pesar de que su desaparición había sido publicitada por todos los medios”, explicó la legisladora.

Dijo que del lado de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina sólo han informado que se inició una investigación contra los cuatro policías que participaron en la detención del menor, pero sólo dos de ellos se encuentran detenidos, pertenecientes al Sector Hormiga, de la delegación Azcapotzalco.

En paralelo, precisó, estudiantes de la Preparatoria 8 de la UNAM cerraron esta mañana el plantel y anunciaron medidas de protesta por la detención de su compañero Marco Antonio Sánchez. Cerraron la avenida Lomas de Plateros en un acto de protesta por este maltrato evidente a los jóvenes.

Padierna Luna consideró que esta serie de hechos hablan de una preocupante política de hostigamiento a los jóvenes de la Ciudad de México. “Es alarmante el terrible retroceso que se ha registrado en los últimos meses no sólo en materia de seguridad pública sino de respeto a los derechos humanos y a la integridad más elemental de los jóvenes capitalinos”, expuso.

Indicó que también es condenable que el sistema DIF, que le corresponde proteger la integridad de los menores de edad, no se haya pronunciado sobre este caso.

Insistió em que a pesar de que tanto el jefe de Gobierno como el titular de la SSP rechacen que se trate de un caso de desaparición forzada, tanto el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, como abogados que asesoraron a la familia, han insistido que el caso de Marco Antonio sea tratado como tal porque no es un simple extravío ni se trata de un menor que deambule por las calles del Estado de México por voluntad propia. “Hubo participación clara de elementos de seguridad pública”, acusó.

Finalmente dijo que el gobierno capitalino no puede caer en esta espiral de impunidad y de complicidad. El caso de Marco Antonio Sánchez Flores tiene que convertirse en una señal clara para revertir la ola de agravios y ataques a los jóvenes de la Ciudad de México.