Martes 17 de octubre del 2017

Urge a Mancera que ALDF apruebe su Ley de Reconstrucción para proteger a inmobiliarias

Por Guillermo Pimentel Balderas

Al parecer, le urge al Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), apruebe su Ley de Reconstrucción de la Ciudad por el sismo del 19 de septiembre.

A pesar de que esta legislación ha recibido infinidad de críticas por parte de asambleístas de varios partidos políticos, así como de asociaciones civiles, urbanistas y vecinos, Mancera insiste en que “necesitamos ya esa ley”, porque “es una manera de financiar la vivienda para los damnificados”.

Sin embargo, la mayoría de la población capitalina ha manifestado su inconformidad porque no están de acuerdo en que Mancera otorgue con su ley "el perdón" a las violaciones de uso de suelo previas a los daños de los sismos.

Y, para colmo, además, abre la posibilidad de que estas inmobiliarias sean las que construyan hasta el 35 por ciento más -a lo permitido- las edificaciones de las que se supone son culpables de que se hayan caído.

En un reciente evento -donde se dice todavía gobierna Leonel Luna-, en la delegación Álvaro Obregón, Mancera le urgió a este diputado “acelerar” los trabajos para aprobar la Ley de Reconstrucción de la Ciudad por el sismo del 19 de septiembre.

"Le pedimos atentamente a la Asamblea que procedan ya, las diferentes fracciones, los grupos parlamentarios, esta ley la necesitamos ya, la necesitamos pronto y necesitamos que con ese soporte jurídico, se realicen todas las demás acciones que son indispensables para la Ciudad de México", demandó Mancera.

Al respecto, se ha documentado insistentemente que hay un rechazo generalizado de vecinos, expertos en urbanismo y diputados a su ley, principalmente contra del instrumento que, una vez aprobada por la ALDF, permitirá la construcción de los inmuebles derruidos, incluso de aquellos que incumplieron las normas urbanas y los usos de suelo.

En el contenido de un pronunciamiento vecinal, por ejemplo, exigen a la Asamblea local desechar la ley Mancera e iniciar de inmediato un plan de reconstrucción de la mano de la ciudadanía, los damnificados y especialistas independientes, con base en el Atlas de Riesgos, respetando los Programas Delegacionales de Desarrollo Urbano vigentes.

Este documento es signado por los Comités de San Ángel, Hipódromo, Roma Norte, Condesa, Pedregal, Lomas y Bosques, así como Lucía Siller y Sandy Choreño Rico, entre otros de un total de 27.

Ya habló la diputada Margarita Martínez Fisher, presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano, en la ALDF, quien consideró inaceptable que otorguen derechos adquiridos a quienes construyeron inmuebles violando las normas.

"Se tiene que revisar el concepto, si en un momento dado son niveles que fueron construidos violando las normas, definitivamente es inaceptable", subrayó.

La legisladora panista también criticó la propuesta porque se generalizan los casos y es necesario que se revisen particularidades, pues, aunque hay edificios colapsados con 40 o 50 años, se han detectado afectaciones en inmuebles recientes, incluso con menos de un año, apunto.

En forma categórica, dijo que de ninguna manera se podrán aceptar niveles extra como derechos adquiridos cuando hayan sido generados violando la norma. Advirtió que se va a analizar con mucho detalle, técnicamente, caso por caso, región por región. Aseguró que se escuchará a las personas afectadas.

En tanto, ya también opinó Ignacio Cabrera, de la Comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Coparmex, y se pronunció en contra de la iniciativa. Consideró que se está desperdiciando la oportunidad de planear la Ciudad que quieren los capitalinos. Y, refuto: "Están premiando a un acto ilegal y de corrupción".

Es más, reprochó que esta ley pueda servir para regresar a un negocio inmobiliario sin la participación de la sociedad civil, de cámaras empresariales; es decir, de los que realmente sintieron los efectos del sismo. Manifestación en ALDF

Entre otras inconformidades, se presentaron ante las escalinatas de la Asamblea local manifestantes del colectivo 19-S17 y de la Coordinadora Democrática de la Ciudad de México A.C. contra la Ley “insensible” de Reconstrucción de la CDMX. Morena presente contra ley Mancera También, Morena, en voz de la diputada federal, la aguerrida Alicia Barrientos, criticó duramente el Plan de Reconstrucción de Mancera y en su lugar propuso la creación de un fideicomiso público para reconstruir la Ciudad de México.

Esto, aseveró, garantizaría la atención a las personas afectadas por el terremoto del S19 pues, consideró que el mandatario capitalino busca el beneficio de intereses económicos y políticos, en lugar de dar apoyo a los damnificados. Morena en ALDF

En tanto, el grupo parlamentario de Morena en la ALDF, en días anteriores, presentó una iniciativa de Ley de reconstrucción social y material de la Ciudad de México. En ella, plantea diversas medidas en materia presupuestal y fiscal que permitirían generar un fondo de 35 mil millones de pesos para atender a la población afectada.

César Cravioto Romero, se atrevió a meterse contra una reducción del 20 por ciento en los sueldos de los mismos asambleístas, magistrados del Tribunal Superior de Justicia y los titulares de las dependencias del gobierno central.

Y, por si fuera poco, pidió suprimir los gastos de viajes al extranjero, publicidad, seguros de gastos médicos a servidores públicos, evitar que las adquisiciones de bienes y servicios del próximo año no sean por un costo mayor a los que se contrataron en este año.

También, reducir el presupuesto de la ALDF para 2018 en un 50 por ciento respecto del que se aprobó este año y que ascendió a mil 903 millones de pesos. Incluso, demandó destinar, al plan de reconstrucción, los recursos recaudados por concepto de fotomultas, parquímetros y otros servicios concesionados. Desesperación de Mancera

Y, en acto de desesperación, el gobierno capitalino a través de Sergio Alcocer, integrante del Comité Asesor de Seguridad Estructural del Jefe de Gobierno, dijo que no sólo se presentarán adecuaciones a las ocho normas que configuran la ley Mancera, sino que se incluirán dos más.

O sea, que en dos semanas, el Gobierno local y “académicos” presentarán las modificaciones al Reglamento de Construcciones de la Ciudad con un “endurecimiento” en la revisión a los proyectos de edificación.

Según se está trabajando en la elaboración de una nueva norma sobre la reconstrucción dirigida a cómo debe repararse y rehabilitarse un edificio dañado en su estructura.

Insistió el funcionario de Mancera que algunas de las modificaciones que se presentarán en breve incluyen requisitos más “estrictos”, refuerzos horizontales y modificaciones a las normas de concreto. Atlas de Riesgo, “chafa”

En otra inconformidad vecinal, la asociación civil, Suma Urbana, criticó severamente el Atlas de Riesgo que presentó Mancera por considerarlo “chafa”; o sea, “no es tal”.

"Lo que nos dan como Atlas de Riesgo son una colección de mapas o capas de información. Y para poder entender el riesgo, hay que vincularlo con cuatro elementos: infraestructura, personas, medio ambiente y bienes, y en lo presentado esto no está vinculado", argumentó.

Dijo a los medios informativos en su momento, Josefina Mac Gregor, integrante de Suma Urbana, que la plataforma www.atlas.cdmx.gob.mx no está completa: “Haría falta que se incluyera, por ejemplo, la capa de catastro en la que vengan usos de suelo y construcciones, misma que no se incluyó, pero que sí existe”, arguyó.

Descartaron por completo los integrantes de las demandas que detrás de su inconformidad haya algún partido político. “Simplemente, son exigencias ciudadanas”, remarcaron. Mancera se defiende

Y, como si tuviera un resorte, Mancera se defendió y aseguro que el Atlas de Riesgo de la Ciudad no ha sido concluido y la tarea es modernizarlo con las capas e información con la que se disponga y la que se vaya generando.

Según él, van a seguir mejorando el Atlas con nuevas plataformas. Entre ellas, menciono a Google Earth para modernizarse.

Granados Manuel Granados, Consejero Jurídico y de Servicios Legales (Cejur), del gobierno local, respecto de la ley Mancera quiso explicar que la iniciativa plantea matrices de acciones de atención para las personas damnificadas que van de intervención inmediata de cero a seis semanas.

Además, que hay otro a seis meses y un esquema de cinco años o más y las funciones que corresponde realizar a cada una de las entidades de la administración pública local.

Declaró a los medios informativos: “Hemos informado a la Asamblea Legislativa que hay una matriz de atención y eso va a permitir una adecuada y pronta realización de las políticas públicas de cada una de las dependencias del gobierno en esta situación de emergencia.

“La Asamblea está en su derecho de analizar, discutir y en su caso aprobarla, es lo que el gobierno de la ciudad de México necesita o requiere para echar a andar este programa de reconstrucción de la ciudad”, argumentó.