Martes 10 de octubre del 2017

Suma MoReNa a sus legisladores a vigilar a Mancera por voraz

Por Guillermo Pimentel Balderas

Asambleístas, diputados federales y la dirigencia local de MoReNa, advirtieron a Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino y al Leonel Luna, de la Comisión de Gobierno en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que no permitirán que los costos de la reconstrucción se carguen a los damnificados.

Aseguraron que sí hay dinero para la restauración de la Ciudad de México e impedirán que los costos del desastre se carguen a los quebrantados. “Impediremos que la Iniciativa de Mancera se apruebe vía fast track en la Asamblea. Si el gobierno capitalino no lleva a cabo la reconstrucción, en 2018 morena hará la tarea, insinuaron.

Apenas, Mancera inició la entrega de créditos por $2 millones para reconstrucción, por lo que los propietarios de inmuebles que resultaron con daños severos por el sismo del pasado 19 de septiembre en Ciudad de México, clasificados por las autoridades como ‘‘rojos’’, podrán acceder a “créditos” hasta por 2 millones de pesos para la reconstrucción de su propiedad.

Serán recursos que los gobiernos federal y local destinarán a créditos hipotecarios y a la reparación estructural o reconstrucción de edificios dañados o que se desplomaron con el terremoto. Mancera explicó, los préstamos serán a una tasa de interés preferencial y con bono cupón cero, es decir, el beneficiado sólo pagará el interés del crédito.

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones del todavía Jefe de Gobierno de la capital, César Cravioto Romero, coordinador de la bancada de morena en la Asamblea Legislativa, aseveró que de ningún modo alguno “aceptaremos que la reconstrucción de la Ciudad de México se cargue a los damnificados. Por eso nos oponemos a que la reinstauración descanse en créditos a los afectados”, apuntó.

Sí hay dinero para la tarea de levantar a la ciudad y ayudar a damnificados y familiares de las víctimas del sismo del 19 de septiembre, subrayó Cravioto. Dijo que con base en el uso racional del gasto público y en una política de austeridad republicana, presentó su propuesta de distribución de recursos destinados a la reconstrucción de la Ciudad de México.

Puntualizó que no permitirá morena que la propuesta de reconstrucción del jefe de Gobierno se apruebe vía fast track, tal como la entregó a la Asamblea.

MoReNa llevará a cabo la tarea de reconstrucción en 2018 Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Estatal de MoReNa, en su intervención, secundó a Cravioto al subrayar que la administración capitalina sí cuenta con dinero suficiente para enfrentar los gastos de la reconstrucción y para garantizar vivienda a todos los damnificados.

En este marco, aseguró que si el actual gobierno capitalino no lleva a cabo la reconstrucción, en 2018, el gobierno encabezado por morena llevará a cabo la tarea.

Es urgente, agregó, realizar un censo que contemple el tipo de afectación y las necesidades de la gente, pues es la hora que aún no se cuenta con un registro objetivo y certero al respecto.

Ernestina Godoy, legisladora federal, llamó al gobierno capitalino a ser solidario con los afectados de la ciudad, en especial con los vecinos de Iztapalapa, en donde, informó, por lo menos 10 mil viviendas resultaron afectadas.

Virgilio Caballero, coordinador de la bancada de MoReNa en la Cámara de Diputados, manifestó ser un damnificado más dado que en el movimiento telúrico perdió el departamento en donde habitaba.

Como un afectado más, explicó, soy testigo presencial de que el régimen capitalino no ha efectuado ningún censo ni investigación alguna en relación con el colapso del 19 de septiembre.

Por su parte, el diputado federal Vidal Llerenas, afirmó que el gobierno federal tiene un “guardadito” de 100 mil millones de pesos para desastres, pero no los ha utilizado porque prefiere ofrecer créditos a los damnificados, lo que refleja la falta de voluntad del régimen federal para respaldar a las víctimas del terremoto.

En tanto, cabe señalar que al cierre de 2017, la administración local rebasará con casi 35 mil millones de pesos la recaudación establecida en la Ley de Ingresos.