Jueves 05 de octubre del 2017

Piden vigilar Fonden para evitar “cochinitos electorales” y que Mancera publique atlas de riesgo

La senadora Mariana Gómez del Campo Gurza demandó al Gobierno de la Ciudad de México la publicación de una estrategia puntual de demolición de los casi mil 500 edificios con alto riesgo de colapsar tras los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados.

De igual modo, pidió conocer cuál será la estrategia urgente para corregir la situación de muchas construcciones irregulares en la ciudad y una investigación a fondo de las autoridades capitalinas y delegacionales en el otorgamiento de permisos de construcción o cambios de uso de suelo en las edificaciones dañadas.

También exigió hacer público el Atlas de Riesgo de la ciudad, el cual “permanece intencionalmente no disponible”, a pesar de las solicitudes que la Comisión del Distrito Federal del Senado de la República ha hecho desde hace muchos años al gobierno de la CDMX.

“Qué pena que tras los sismos tengamos que apretar al Gobierno de la Ciudad y pedirles, exigirles que se publique el Atlas de Riesgo de nuestra Ciudad, porque creo que la gente merece conocer en dónde está parada, si es conveniente que siga viviendo ahí o no para tomar las precauciones adecuadas.”

“Queremos que las autoridades no le tengan miedo a los que desarrollan en la Ciudad, miedo a que al conocerse los puntos críticos, la gente deje de adquirir o de rentar inmuebles. Yo creo que aquí estamos hablando de vidas humanas y lo que estamos buscando es que no se pierda una sola vida más en la Ciudad por cosas malhechas, mal construidas”, resaltó.

La senadora Mariana Gómez del Campo, en conferencia de prensa, criticó la lentitud y burocracia de las autoridades capitalinas para atender a los damnificados, quienes tienen mucha incertidumbre, “porque no se les brinda la orientación adecuada”.

Demandó al gobierno de la CDMX no revictimizar a estas familias y pidió actuar con celeridad y sensibilidad ante la desgracia, “de ser posible se pueda también incrementar el monto de la ayuda, ya que tres mil pesos son completamente insuficientes para personas que perdieron todo su patrimonio”.

Respecto a los estados de Morelos, Puebla, Estado de México, Oaxaca y Chiapas, solicitó a los gobiernos federal y estatales brindar toda la ayuda disponible a miles de familias desamparadas, así como vigilar que los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) lleguen a quienes más lo necesitan.

Por ello, la senadora panista pidió que la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) fiscalicen y auditen en tiempo real la distribución de los recursos a fin de evitar desvíos o que se pretendan hacer “cochinitos electorales” con ellos.