Martes 03 de octubre del 2017

Exigen a Mancera no proteger a corruptos cómplices de inmobiliarias

Por Guillermo Pimentel Balderas

El sismo del 19 de septiembre que enmudeció al Gobierno de la Ciudad de México, destapo una serie de irregularidades que son ya consideradas como corrupción, en la construcción de inmuebles, principalmente de viviendas.

Hay voces de especialistas en ingeniería civil y de legisladores en el sentido de que el Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera y sus funcionarios, principalmente Felipe de Jesús Gutiérrez de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) protegen a los empresarios de la construcción.

“La presunta caída del sistema no sólo pone en duda el tema de los Directores Responsables de Obra y Corresponsables (DRO’s) y/o corresponsables en diseño y seguridad estructural, sino que lo más graves es que pone en peligro a la ciudadanía, la cual en este momento desconoce oficialmente quiénes son los DRO’s que firmaron la responsabilidad por los edificios que habitan”, afirmó el presidente fundador del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles (CMIC), Florencio Hernández del Ángel.

En tanto la diputad de Morena, Ana Juana Ángeles Valencia, dijo que la prioridad en la Ciudad de México es la gente, no los negocios inmobiliarios ni bancarios y demandó acabar con el desorden inmobiliario que ha prevalecido durante los últimos cinco años.

“Necesitamos levantar a nuestra ciudad del sitio donde nos tiene el GCDMX y vamos a exigir al señor Miguel Ángel Mancera sea más responsable; por ello, el Grupo Parlamentario de Morena, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDFD), hemos exigido al Jefe de Gobierno que no se siga construyendo en las delegaciones donde hay peligro, pero no hace caso y en los últimos cinco años sólo se ha dedicado a destruir nuestra ciudad”, lamentó Ángeles Valencia.

Por su parte -en información por separado-, Hernández del Ángel del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles considera que la famosa “caída del sistema” en la SEDUVI sólo confirma la ola de corrupción existente en la dependencia y una parte de los inscritos como Directores Responsables de Obra y Corresponsables, como ya lo había señalado desde el año pasado, por lo que es “más probable que la tiraron a propósito”.

Por estos motivos exigió la separación del cargo del titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez y del Director General del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal, Renato Berrón Ruiz, para que sean investigados y se deslinden responsabilidades.

“Presumimos que la caída del Sistema de Información Geográfica de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) no es otra cosa que una forma de obtener tiempo para tapar todos los hoyos de la corrupción que existe donde se han privilegiado el compadrazgo y tal vez los negocios oscuros”, subrayó.

Recordó que desde mayo de 2016 pusieron la voz de alerta sobre el riesgo que existía en las construcciones realizadas entre 2011 y 2015 por las acciones de corrupción en la Comisión de Admisión de Directores Responsables de Obra y Corresponsables, del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

En esta red de corrupción –agregó- estarían los titulares de las Secretarías de Obras y Servicios y de Desarrollo Urbano y Vivienda, Édgar Oswaldo Tungüí Rodríguez y Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, así como Renato Berrón Ruiz, Director General del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal.

“Con lo sucedido el viernes se pone en duda todo el sistema de construcciones en la Ciudad de México porque curiosamente de toda la información de la secretaría, presuntamente se cayó o tiraron a propósito únicamente la que hoy podría poner a la vista una probable colusión de las autoridades en la responsabilidad por la caída de uno o varios edificios”.

Esto, dijo el presidente fundador del CMIC, “no sólo pone en duda el tema de los DRO’s y/o corresponsables en diseño y seguridad estructural, sino que lo más grave es que pone en peligro a la ciudadanía, la cual en este momento desconoce oficialmente quiénes son los DRO’s que firmaron la responsabilidad por los edificios que habitan”.

Florencio Hernández advirtió que por lo escuchado y leído en las noticias, se han encontrado innumerables fallas y actos de probable corrupción, como ha sido la construcción de edificios con más niveles de los permitidos y al haber estar irregularidades, “alguien dejó pasarlas y tiene responsabilidades”.