Miércoles 01 de noviembre del 2017

Sismo evidencia grandes avances en desarrollo urbano en la CDMX: Seduvi

Hoy más que nunca la Ciudad de México requiere un marco de planeación que responda a las necesidades actuales y el planteamiento de estrategias y acciones de reconstrucción, que permitan lograr una urbe más resiliente con la participación coordinada entre ciudadanía y gobierno, consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez.

En el marco de su comparecencia por la Glosa del 5º Informe de Gobierno, aseguró que ha sido un año de avances en materia de desarrollo urbano que va desde la esfera metropolitana, con la actualización del programa de ordenación, el Programa General de Desarrollo Urbano y el establecimiento de nuevas normas en materia de vivienda, estacionamientos y seguridad estructural, así como la renovación de zonas estratégicas, espacios públicos de impacto regional y la modernización de los equipamientos de movilidad.

Dijo que si bien el sismo del pasado 19 de septiembre en la Ciudad de México ha dejado grandes aprendizajes que plantea enormes retos hacia el futuro, también ha permitido evidenciar avances fundamentados a lo largo de los últimos años.

En materia de planeación urbana consideró que el sismo ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con programas de desarrollos que ayude a lograr una urbe equitativa, sustentable y resiliente.

En el ámbito metropolitano, puntualizó, se actualiza el programa de ordenación de la Zona Metropolitana del Valle de México, que definirá las políticas de ocupación del territorio, además de obras relacionadas con el fortalecimiento de la infraestructura de agua y drenaje y la ampliación y mejoramiento de los sistemas de transporte público.

Actualmente, dijo, se encuentra en proceso de dictamen el Programa General de Desarrollo Urbano, que establece los grandes principios y estrategias para el desarrollo urbano de la Ciudad de México, con lo que se podrá iniciar la actualización de los 16 Programas Delegacionales bajo un enfoque de resiliencia, inclusión y sustentabilidad.

Asimismo, destacó la reforma a la Ley de Desarrollo Urbano para adicionarla con la norma para impulsar y facilitar la construcción de vivienda en colonias cercanas al transporte público, a fin de incentivar que los habitantes vivan cerca de sus zonas de trabajo y escuelas para que su movilidad sea prioritaria mediante los sistemas de transporte público, el uso de la bicicleta y a pie.

“Con acciones como ésta el Gobierno de la Ciudad de México da congruencia a los marcos normativos de movilidad, desarrollo urbano y construcción, en la búsqueda de un modelo de ciudad más incluyente y sustentable”.

Dijo que a través de instrumentos como los Sistemas de Actuación por Cooperación y la modernización de los CETRAM, previstos desde la Ley de Desarrollo Urbano de 1996, se ha logrado mejorar el aprovechamiento de la ciudad, al promover procesos de renovación y revitalización que apuntan hacia la ciudad sustentable, próspera, participativa, habitable y equitativa

En materia de grandes proyectos que son motivo de impactos urbanos, informó que en lo que va del año se dictaminaron 67 proyectos privados; las medidas de integración representaron una inversión de casi 8 mil millones de pesos, lo que repercute en la generación de 17 mil empleos directos e indirectos.

En relación a los daños generados por el sismo dijo que a la fecha se han revisado alrededor de 17 mil inmuebles, 9 mil escuelas, además de los hospitales, mercados y otros equipamientos públicos que fueron valorados en el transcurso de pocas semanas.

Señaló que la Secretaría de Desarrollo Urbano recibió la solicitud de inspección de más de 17 mil inmuebles, ubicados en 800 colonias de las 16 delegaciones; en donde se determinó que 9 mil 249, es decir 59.4% sufrieron daños menores que pueden ser reparados sin mayor dificultad;

Asimismo, 2 mil 778 inmuebles, correspondientes al 18% de las edificaciones evaluadas, fueron clasificados en amarillo, es decir no tienen daños estructurales que pongan en riego a la población o sus habitantes; en tanto que los inmuebles que han sido catalogados como rojos, son aquellos que sufrieron un daño estructural y están siendo valorados por expertos en seguridad estructural para determinar si pueden ser reforzados, reestructurados, rehabilitados o bien la única alternativa, para garantizar la seguridad de las personas, es su demolición y posterior reconstrucción.

Aseveró que ya se está efectuando la integración de carpetas de investigación, por parte de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México para deslindar responsabilidades, con pruebas de laboratorio para saber la calidad de los materiales, el sistema constructivo empleado, el respeto a la normatividad al proyecto autorizado.

Señaló que para la reconstrucción de inmuebles que colapsaron, que no pueden ser reforzados estructuralmente y hayan sido demolidos serán utilizados los recursos del FONDEN, del Fondo de Apoyo a la Infraestructura Social, (FAIS) o mediante las generosas contribuciones de diversas fundaciones altruistas.

Por otra parte, para apoyar a las personas que perdieron sus viviendas en edificaciones sujetas al régimen de condóminos o copropiedad, se ha propuesto otorgar un potencial constructivo y densidad habitacional de hasta 35 por ciento adicional a los existentes previos al sismo, a fin de que la reconstrucción sea al menor costo posible o incluso a costo cero para sus actuales dueños.

Durante la comparecencia el diputado Juan Gabriel Corchado Acevedo, de la Coalición Parlamentaria PT-Panal-PH, advirtió que la Seduvi debe ser clara con la ciudadanía ante el colapso de construcciones como consecuencia del sismo del pasado 19 de septiembre para aclarar actos de corrupción y conocer quiénes tienen responsabilidad de estos hechos.

El diputado de Movimiento Ciudadano, Jesús Armando López Velarde Campa, señaló que con el sismo han salido a relucir irregularidades en torno a los directores de obras y su responsabilidad, por lo que es urgente una validación de su capacidad de conocimientos y en caso de incumplir con los requisitos para certificar obras, debe hacerse una exhaustiva revisión de las obras que certificaron y que colapsaron.

En su oportunidad el coordinador de la fracción parlamentaria del PVEM Antonio Xavier López Adame, señaló que el desarrollo urbano de la Ciudad de México está basado en mucho en el desarrollo inmobiliario y es natural que sea así porque produce ingresos a través del Impuesto Sobre la Renta, lo que ha provocado que en las delegaciones Cuauhtémoc, Tlalpan y Benito Juárez en 15 años se haya incremento 32 por ciento en la construcción de viviendas.

Al subir a Tribuna, la presidenta de la Comisión de Vivienda en la ALDF, Dunia Ludlow Deloya, reconoció la disposición del gobierno de la CDMX para atender las convocatorias, comentarios y sugerencias, así como el trabajo conjunto que se ha realizado con los legisladores de la ALDF, en especial, la discusión del Programa General de Desarrollo Urbano de la capital.

Consideró necesario actualizar la Plataforma CDMX sobre los inmuebles dañados, ello, a fin de que no se legisle con premura y la iniciativa de reconstrucción del gobierno local sea la que requieren los capitalinos y se construya una ley con un enfoque de protección de derechos humanos y una correcta planeación de la ciudad.

En su intervención Margarita Martínez Fisher del PAN, se pronunció para que en el Programa de Reconstrucción de Miguel Ángel Mancera se respete el uso del suelo, la normatividad y los programas de desarrollo urbano.

Dijo que es necesario ajustar la normatividad urbana para reponer las viviendas existentes que se hayan construido previamente al sismo, revisar los programas de desarrollo urbano, que la reconstrucción vigile las condiciones de suelo, que la zona sea de bajo riesgo, que no se haya violado la normatividad urbana, y no se trastoque la situación previa de la comunidad.

Raúl Flores García de la fracción parlamentaria del PRD, reconoció el reto del gobierno y los legisladores y dijo que el eje fundamental de reconstrucción será el principio de justicia distributiva, es decir, con prioridad a aquellos sectores más vulnerables.

“La ALDF estará pendiente para trabajar con información sistematizada, clara y actualizada, con la adecuación del marco general del Plan de Desarrollo Urbano y los programas delegacionales”. Destacó que la Ley de Reconstrucción que actualmente se discute es perfectible y se va a trabajar de frente a la ciudadanía, con información certera y con la auditoria de todas las delegaciones.

Al respecto, el diputado de Morena, David Ricardo Cervantes Peredo, consideró que se sigue en estado de emergencia postsismo del 19 de septiembre, e informó que la fracción parlamentaria de Morena ya presentó una propuesta de 50 puntos para abordar la fase de emergencia, reconstrucción y futuro para la ciudad, en la que se garantice el derecho a una vida con sustentabilidad.