Jueves 30 de noviembre del 2017

La Central de Abasto sufre opacidad, abandono, desorganización y limbo legal

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero Arroyo, destacó la relevancia de la Central de Abasto de la Ciudad de México, la cual no solo es el mayor mercado de América Latina, en la que se comercializa el 30 por ciento de los alimentos del país, sino también, representa la segunda unidad económica, después de la bolsa de valores, con 8 mil millones de dólares anuales.

Al participar en la inauguración de la exposición de la Central de Abastos, por sus primeros 35 años de vida, el presidente del Senado resaltó la importancia económica y estratégica de este mercado de abasto para el desarrollo una población de más de 20 millones de mexicanos y en la que trabajan miles de mexicanos para poder llevar a la mesa alimentos frescos y a precios altamente competitivos.

Por su parte, la senadora Mariana Gómez del Campo y Gurza, organizadora de la exposición, coincidió con el senador Ernesto Cordero, en el sentido estratégico que tiene la Central de Abastos para el Valle de México y la comercialización mayorista de alimentos, que combate la intermediación y oferta los mejores precios en sus 2 mil 715 bodegas, los 1mil 445 locales comerciales y la capacidad de descargar 2 mil 100 camiones, en la cual trabajan 85 mil personas y más de 270 mil visitantes, que representan una población diaria de 355 mil personas.

Advirtió que la Central de Abastos también es vista por algunos, más que como un detonador de bienestar, como una “mina de oro” que es visitada por 5 millones de compradores mensualmente y en la que cada año se realizan el mayor volumen de las transacciones comerciales.

La senadora capitalina dijo por esa razón, el Senado de la República apoyará a la Central de Abastos de la CDMX para que no pierda su valor estratégico, sacarla de su opacidad y del abandono, desorganización y del limbo legal en que se encuentra.