Miércoles 08 de noviembre del 2017

A sombrerazos defienden y odian a Mancera en la ALDF

El próspero empresario de la industria del bísquet y actual jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se convirtió en la manzana de la discordia este martes en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, donde sus defensores y enemigos se enfrascaron en tremendo agarrón a sombrerazos y mentadas de madre.

Esto ocurrió por el dictamen de la autorización o rechazo con relación a la afectación de los recursos remanentes para el proyecto indirecto de la planta de termovalorización, que se aseguró, endeudaría a la ciudad y a sus habitantes por 10 mil 900 millones pesos, durante los próximos 30 años.

Los diputados locales perredistas defendieron este endeudamiento, mientras que los morenistas de Andrés Manuel López aseguraban que sería más benéfico para los habitantes capitalinos un mejor medio ambiente y más ingresos.

El espectáculo creció a niveles de escándalo, empujones, insultos y todo tipo de retos, como ha sido costumbre en las tribus que se dicen de izquierda.

Con el reglamento interior de la ALDF agitándolo como bandera, los perredistas presentaron argumentos y al final ganaron la partida al destituir a la presidente en turno de la Mesa Directiva, Flor Ivonne Morales, de Morena, y se dio posesión del cargo a la vicepresidenta Rebeca Peralta.