COLUMNA DE LA CÁMARA: Verónica Delgadillo

*Hay lagunas jurídicas que fomentan la corrupción

Actualmente las leyes permiten que en un lapso promedio de 8 años, los delitos de corrupción dejen de ser perseguidos y así pueden sepultar con el tiempo sus delitos y todas sus culpas.

Por ello presentamos una iniciativa para combatir la corrupción, un mal que impacta la economía de todo el país y mina la credibilidad en las instituciones.

Hay lagunas jurídicas en nuestro país que fomentan la corrupción y que el sistema de justicia no logra su objetivo, ya que además existen herramientas que se utilizan para lograr acceder a la impunidad, como es el caso del fuero, que es utilizado por políticos para protegerse de la ley.

Algunos casos de los más sonados sobre corrupción, como los de los gobernadores Javier Duarte de Ochoa, César Duarte Jáquez y Roberto Borge, además de la “casa blanca” de Enrique Peña Nieto. Además, los ex gobernadores acusados de corrupción gozan de total impunidad en nuestro país, mientras son perseguidos por sus delitos en el extranjero.

La propuesta que hacemos es que los delitos de corrupción no precluyan con el tiempo, para que pasar a otro puesto político no sea una forma de evadir a la ley: que el tiempo no sepulte los actos de corrupción y los delitos.

Es una vergüenza que en nuestro país el Congreso proteja a los delincuentes, como el caso del diputado suplente de Chihuahua, Enrique Tarín García, quien esta semana envió un oficio a la presidencia del Congreso para que se le tome protesta como diputado.

Nos manifestamos en contra de protegerlo, el Congreso no tiene que ser cómplice de políticos corruptos, que demuestre su inocencia y entonces que venga a hacer su función como diputado.

De aprobarse esta propuesta por la Cámara de Diputados, significaría dar un primer paso para eliminar la corrupción y re-dignificar la vida pública de las instituciones en México.

Más artículos

COLUMNA DE LA CÁMARA: Gustavo Cárdenas Gutiérrez
COLUMNA DE LA CÁMARA: Juan Romero Tenorio