Miércoles 2 de agosto del 2017

COLUMNA DE LA CÁMARA: Rafael Yerena Zambrano

*El TLCAN debe proteger derechos laborales

Es necesario exhortar a las secretarías del Trabajo y Previsión Social y de Relaciones Exteriores, a definir como prioritaria la protección de los derechos laborales de los trabajadores, en el marco de la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La modernización del TLCAN es una buena oportunidad para que las autoridades mexicanas aborden el rubro de la mejora de los salarios, y se incremente el poder adquisitivo de los trabajadores, lo cual implicaría una mayor aceleración económica y un mejor bienestar social para sus familias.

La participación de la representación obrera es elemental para definir las prioridades de México en la modernización del TLCAN, ya que ha demostrado ser una pieza clave para alcanzar el consenso de reformas de alto impacto social, como la constitucional en materia de justicia laboral emitida en febrero de este año.

Ante la posible afectación que se puede dar en el ámbito de las relaciones laborales, es imperioso y necesario incluir las demandas de las organizaciones gremiales dentro de las prioridades de México.

Los líderes de las más grandes centrales obreras del país han coincidido en que la renegociación del acuerdo comercial debe generar frutos a los actores productivos de los tres países, sin disminuir el número de empleos que se generan anualmente, garantizando la protección de los derechos laborales, de seguridad social y acceso a mejores salarios.

Por ello se considera fundamental la presencia de dirigentes de los trabajadores en las reuniones donde se dé seguimiento a las negociaciones de las autoridades mexicanas con las de Estados Unidos y Canadá.

Más artículos

Tenemos percepción internacional de corruptos
El idioma inglés debe ser materia obligada en escuelas
Denuncia formal contra gobernador bronco