Viernes 23 de junio del 2017

COLUMNA DE LA CÁMARA: Federico Döring Casar

*El PRI dice mentiras absolutas

El PRI condena los hechos de espionaje, pero después descalifica la labor periodística y tergiversa la información y esa es una verdad a medias, esa es una mentira absoluta.

Porque quienes han sufrido las vejaciones y las intervenciones por parte de quien ha hecho mal uso de ese software espía, son quienes señalan al Gobierno de la República, no el periodista y no señala el texto “que se cree que es el Gobierno Federal”, sino que las víctimas de estos atropellos, señalan al Gobierno como el responsable, primera cosa que hay que aclarar.

Y ciertamente podrá haber casos de espionaje telefónico y de otras intervenciones en el pasado, pero lo que hace este hecho inédito denunciado, son los hechos y esos no los puede desvirtuar el PRI, diga lo que diga el PRI, diga lo que diga el Gobierno no pueden tapar el sol con un dedo.

Jamás los activistas o los periodistas habían sufrido estas intervenciones y amedrentamiento por parte de quien lo está intentando, si en serio no es el Gobierno de la República, si en serio no es el PRI a pesar de sus antecedentes, entonces es culpable por omisión.

Si no es culpable por comisión y por espionaje, es por inepto, porque no encontraban a quien lo está haciendo.

Más artículos

Urge reformar la Ley General de Salud
Despolitizar las medidas ambientales
Aumenta preocupación por agresiones a periodistas