Viernes 09 de marzo del 2018

COLUMNA DE LA CÁMARA: Alejandra Noemí Reynoso Sánchez

*Urge reconstruir el tejido social en México

Me pronuncio por reconciliar la vida laboral con la familiar, con el propósito de reconstruir el tejido social del país. Por ello impulsamos una iniciativa para reconocer en México el balance trabajo-familia en la Ley Federal del Trabajo.

Estimo que antes del 30 de abril será aprobada esta propuesta, para sentar las bases de una más equilibrada convivencia entre jornada de trabajo y atención a la familia.

Esta iniciativa es apoyada por las ocho fracciones parlamentarias integrantes de la Mesa Directiva, lo cual patentiza la importancia de convertir la inquietud de la sociedad civil organizada en un instrumento jurídico.

Los objetivos son lograr el reconocimiento del balance trabajo-familia a través de reformar la Ley Federal del Trabajo, para vincular responsabilidades familiares con la jornada laboral en los sectores económico, empresarial y social.

Promover y colaborar con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para aumentar la certificación de las empresas familiarmente responsables, concepto que se desconoce y requiere difundirse para tener un nuevo enfoque del trabajo que reconcilie la jornada laboral con la atención y cuidado de los integrantes de la familia, es otro aspecto fundamental.

Se instalaron muchas maquiladoras en diferentes zonas fronterizas del país que crearon fuentes de empleo para muchas mujeres, pero olvidamos que ellas tenían hijos pequeños que se quedaban en casa y requerían atención, cuando en realidad estaban en la calle y se convirtieron en banquete de la delincuencia.

Para impulsar el balance entre trabajo y familia no sólo es necesario realizar reformas a la Ley Federal en la materia, sino capacitar a los empleados en todos los sentidos para que logren su desarrollo integral, familiar, individual y profesional.

Es pertinente evaluar si realmente las personas están educadas para el teletrabajo o trabajo desde casa; es decir, ¿se tiene la disciplina para respetar los tiempos?

Si los trabajadores son más productivos y contentos con lo que hacen, las empresas se ven beneficiadas y eso se reflejará en sus índices de crecimiento.

Si logramos esta conciliación, los resultados se reflejarán en la cohesión de la familia, la comunidad, la seguridad y la educación, ya que cuando una familia está bien, la sociedad está bien, y una ciudad y el país estarán mejor.

Tenemos que reencontrarnos como familia y comunidad, a través de conciliar la vida familiar con las actividades laborales y sociales. Hacer equipo con la sociedad para rescatar lotes baldíos y convertirlos en espacios comunes que transformen la vida y estilo en que viven las familias.