Viernes 12 de enero del 2018

COLUMNA DE LA CÁMARA: Germán Ernesto Ralis

*Preocupante aumento de cesáreas en México

En la Comisión de Salud analizamos una iniciativa que plantea que las cesáreas se realicen luego de una resolución médica exhaustiva, con el propósito de disminuir su práctica injustificada y eliminar factores de riesgo perinatal, ya que entre los países de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar en la realización de este procedimiento quirúrgico.

La OCDE detectó que por cada cien nacimientos se llevan a cabo 45 cesáreas, lo cual es preocupante, pues se ha demostrado a través de estudios que cuando la tasa de este procedimiento se encuentra por debajo del 10 por ciento, la mortalidad materna y neonatal disminuye considerablemente.

La práctica de la cesárea conlleva riesgos inherentes, quirúrgicos y anestésicos, convirtiéndose en una preocupación en el Sector Nacional de Salud tanto en ámbito público como privado.

Por ello, la Secretaría de Salud, la Federación y las asociaciones mexicanas de Ginecología y Obstetricia sumaron esfuerzos con la intención de disminuir el número de cesáreas que se realizan en el país.

También se asocia a un mayor riesgo de que la placenta se adhiera al útero anormalmente en embarazos posteriores; asimismo, la herida quirúrgica debilita el útero, aumentando el riesgo de rotura uterina en embarazos posteriores; todo ello pone en riesgo la salud y vida tanto de la madre como del neonato.

Es necesario estipular en los programas orientados a la planificación familiar los riesgos que conlleva la realización de más de dos cesáreas.

Consideró fundamental explicar a las mujeres las consecuencias para la salud al tener múltiples operaciones, ya que en muchos casos existe un mayor riesgo de pérdida de sangre y el desprendimiento de placenta, factores que pueden generar lesiones y muertes en el parto.

Por ello impulsamos la iniciativa a fin de que se cumplan los lineamientos de la Secretaría de Salud, para garantizar una cesárea segura y evitar exponer a la población a riesgos o complicaciones por este procedimiento.