Lunes 8 de enero del 2018

COLUMNA DE LA CÁMARA: Cecilia Soto González

*La importancia de los migrantes mexicanos

Es necesario exhortar a los partidos políticos nacionales y locales a incluir a una persona mexicana migrante o binacional, dentro de los primeros 10 espacios de las listas de candidatos de representación proporcional a nivel federal y de las entidades.

Entre las entidades federativas que reciben un porcentaje mayor de las remesas, al menos cinco renovarán sus gubernaturas, y en todas, sus representantes en el Congreso de la Unión.

En varias legislaciones locales se garantiza la participación de migrantes mexicanos en los procesos de elección popular y su representación en los congresos.

Para el caso de Zacatecas, la ley define la figura de diputado migrante y establece que de los 12 legisladores electos por representación proporcional, dos deberán tener al momento de la elección, la calidad de migrantes o binacionales.

Ante ello, considero imprescindible que los grupos de migrantes mexicanos en el exterior tengan un representante en las cámaras federales y los congresos locales que defiendan sus intereses.

A pesar de no existir un mandato expreso en la legislación federal y en las locales que permita su participación en los procesos electorales, los partidos políticos que participarán en este proceso deben ser sensibles a las necesidades de la comunidad mexicana migrantes mediante su integración en las listas plurinominales.

Recordemos que en Estados Unidos hay 12 millones de personas originarias de México, principalmente en los estados de California, Arizona, Georgia, Carolina del Norte, Illinois, Nueva York y Texas.

El Anuario de Migrantes y Remesas-México 2017 destaca que el país ocupa el segundo lugar de emigrantes en el mundo con cerca de 12.4 millones; de éstos, más del 97 por ciento vive en Estados Unidos que, junto con los descendientes de segunda y tercera generación, suman cerca de 35 millones de personas de origen mexicano en esa nación.

Además, el 67 por ciento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos forman parte de la población económicamente activa, de la que el 95 por ciento está ocupada, principalmente en el sector terciario y secundario de la economía.

México es el cuarto país a escala mundial receptor de remesas por un monto de 28 mil 143 millones de dólares para 2016; de este monto, 26 mil 970 millones son envíos familiares, de los cuales el 95.4 por ciento proviene de Estados Unidos.