Miércoles 11 de abril del 2018

COLUMNA DE LA CÁMARA: Santiago Torreblanca Engell

*Urge garantizar el acceso al agua potable

Es urgente que los subejercicios o ingresos excedentes del gobierno federal, entidades federativas y municipios, se orienten a implementar medidas para garantizar el derecho humano al agua.

Lo anterior porque en este sexenio se han reducido las asignaciones presupuestarias al Sistema de Aguas de la Ciudad de México, provenientes del “Programa Hidráulico: Subsidios para Entidades Federativas”, el cual registró este año una disminución de casi el 77 por ciento respecto del 2016, al pasar de 988 millones 922 mil 568 pesos a 231 millones 751 mil 803.

Eso genera un déficit de inversión en nuevas tecnologías, investigación e insuficiencia en el mantenimiento preventivo y correctivo que se debe hacer a la infraestructura hídrica.

Es importante que un sector prioritario tenga los recursos financieros suficientes para su operación y mantenimiento cotidiano, y no se dañe con recortes, que a la larga afectarán a más de 20 millones de habitantes de la zona metropolitana del Valle de México.

Gran parte de la red hidráulica capitalina está en malas condiciones, debido a su antigüedad, falta de mantenimiento preventivo y correctivo de su infraestructura, así como fallas en los sistemas de bombeo en los pozos de agua, los cuales están sobreexplotados. Además, las fugas de agua impiden un abasto oportuno y suficiente a casas y edificios de la ciudad.

Por ello es evidente la imperiosa necesidad de conseguir mayores recursos financieros para atender el abasto del líquido en la Ciudad de México.

Los artículos 19, 76 y 77 de la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente del Distrito Federal contempla el uso de adecuaciones presupuestarias como de los ingresos excedentes recaudados por el gobierno capitalino, los cuales ascendieron a 39 mil 945 millones 800 mil pesos, en 2016, y a 27 mil 342 millones 100 mil, en 2017.

Dichos recursos pueden ser autorizados por el jefe de gobierno, a fin de permitir que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México cuente con montos suficientes para disponer de una infraestructura hidráulica adecuada a las necesidades de agua de los capitalinos.

El financiamiento del Sistema de Aguas capitalino proviene básicamente de tres fuentes: la recaudación de los derechos que pagan los consumidores de agua; el presupuesto anual que aprueba la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y las participaciones federales obtenidas por medio del “Programa Hidráulico: Subsidios para Entidades Federativas”.

Ese sistema registra un déficit de más de 240 mil millones de pesos, por lo que con los recursos que se le autorizan tanto a nivel local como federal, solo administra el problema de la escasez del agua, pero eso en nada resuelve la hecatombe que se viene encima, si seguimos actuando con desidia.

Lo ideal sería establecer un mecanismo de Asociación Público-Privadas (APP) para obtener eficiencia en la gestión del agua; no obstante, es imposible, ya que el artículo 9, inciso F, numeral 3 de la Constitución Política de la capital considera que el manejo del recurso natural debe ser público.